Animal Crossing: New Horizons es uno de los juegos más esperados de los últimos meses, incluso más durante la contingencia global.

Con una afición hambrienta de información antes de su estreno este viernes 20 de marzo, ya se han publicado varias filtraciones de parte de dataminers en redes sociales. Si van a jugar Animal Crossing, recomendamos cautela porque se presentarán spoilers.

Según la cuenta de Twitter OatmealDome, existen una serie de salas secretas en los museos de nuestra isla, siendo estos una especie de cafetería que no ha sido implementada en el juego.

Como suele ser el caso en datamining de Nintendo Switch, esta exploración devela un asset que está dentro del juego pero que será aplicado en parches posteriores de actualización del juego.

Esta idea ya se ha visto en juegos como Pokémon Sword & Shield, donde la muy discutida ausencia de cientos de criaturas llevó a la exploración de los archivos del juego y al descubrimiento de que muchas de ellas si fueron colocadas.

Filtración de dataminers devela un posible Pokémon Pink para Game Boy

Descubrir que assets del juego estaban siendo retenidos para ser vendidos después como contenido descargable no hizo felices a muchos aficionados (que aparentemente llegan tarde a la “normalidad” de la industria de videojuegos).

Sin embargo, nada de esto afectó mucho las ventas de Pokémon Sword & Shield, así que es facil anticipar que no afectará las de Animal Crossing: New Horizons.

Por otro lado, lo que si puede verse afectado es el colectivo de dataminers de juegos de Nintendo. Como hemos comentado en el pasado, a pesar de su excelsa reputación como compañía “amistosa”, la casa japonesa tiene una baja tolerancia a las filtraciones.

La constante cacería de información de medios e individuos interesados en videojuegos está en contra de la política de control de la información de Nintendo, por lo que su equipo legal siempre está tocando puertas y distribuyendo advertencias.

Sin embargo, al estrenarse mañana Animal Crossing: New Horizons, podría no desembocar en nada.