Manteniéndose fiel a su estilo, la Epic Games Store anunció que los juegos Watch Dogs y The Stanley Parable estarán gratis en la plataforma.

En una publicación en sus redes sociales, el equipo de Epic anunció que estos juegos pueden ser reclamados por cualquier usuario serán añadidos permanentemente a sus bibliotecas.

Esto los convierte en dos excelentes hallazgos que podrían ayudar mucho a pasar horas de entretenimiento en estos difíciles tiempos. Algo en lo que seguro pensaron los cabecillas de la compañía.

Para quienes no han tenido la oportunidad de jugar estos títulos, los describiremos brevemente.

Watch Dogs (WATCH_DOGS). 2014

Una de las obras más importantes de Ubisoft en años recientes, especialmente por no estar relacionada con la serie Tom Clancy’s o con Assassin’s Creed, tuvo un gran revuelo en redes sociales.

Estilizado como WATCH_DOGS, es un juego que nos lleva a una versión ficticia de Chicago, donde la población está interconectada a través de una red llamada ctOS, que abre toda su información personal y niega su privacidad.

Aiden Pearce es un hacker que rompe con las reglas del sistema para ganar dinero e inicia, junto con su socio Damien Brenks una cadena de eventos en los que buscará hacer justicia por su propia mano ante el crimen y los abusos del sistema.

Elevando un crítica a la distribución de información delicada en la red, Watch Dogs fue muy bien recibido por la crítica, incluso llegando al punto de alterar la percepción de la tecnología de muchos gamers.

The Stanley Parable. 2011

Otro juego que nos ayuda a explorar nuestra visión y expectativa de lo que nos indica el sistema, The Stanley Parable es una obra maestra sobre las decisiones y sus consecuencias.

Elaborado por Davey Wreden, este juego tiene un aire completamente independiente en el que una persona puede sumergirse con facilidad. Stanley es un operador de una terminal en una oficina, con el trabajo de presionar botones sin hacer preguntas.

Un día, la pantalla se apaga y Stanley no sabe que hacer, así que decide explorar para preguntarle a alguien y descubre que no hay nadie en el edificio. Guiado únicamente por el narrador de la historia, la sensación de tensión de este juego es difícil de igualar.

Toda la temática es la de avanzar, sea según las indicaciones del narrador o rehusando seguirlas según nos parezca. Un juego que da que pensar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *