Final Fantasy VII Remake ya está a la vuelta de la esquina, luego de años sin saber del juego, luego de múltiples demostraciones en eventos y un retraso que lo llevó de marzo a abril, el remake más solicitado desde hace años está a 18 días de su estreno mundial y, aunque el coronavirus puede que retrase el envío de algunas copias, los compradores de la edición digital lo tendrán sí o sí.

Por otro lado, es algo que se sabe pero que olvidamos fácilmente. Este Final Fantasy VII Remake es solo una primera parte de no se sabe cuántas. De hecho esta primera parte no saldrá de Midgar, lo que sucede es que Square ha prometido una primera parte tan grande como un juego entero y, visto lo visto, parece que lo lograrán.

Dos opciones complicadas

Ahora bien, a todos nos gustaría saber por qué se tomó la decisión de dividir una entrega tan importante en partes, es preocupante ya que no si esta primera tardó 5 años en desarrollo, no veremos el final (que ya conocemos) hasta dentro de mucho tiempo. Por suerte, Yoshinori Kitase, productor del juego y de la saga ha explicado algunas cosas en una entrevista publicada en la web de Square Enix.

“Al comienzo del proyecto teníamos dos opciones que podíamos seguir. La primera era hacer el proyecto con el nivel más alto posible de gráficos, calidad visual y detalles, y no eliminar nada que los fanáticos quisieran ver. En cambio, se expandiría el juego original para hacerlo algo aún más inmersivo.

La otra opción era incluir todo el alcance del juego original en un solo lanzamiento. Pero para que eso funcione como un juego moderno, no podríamos obtener la mejor calidad visual y también tendríamos para recortar áreas y escenas del original”.

 

Al parecer estas dos opciones eran un problema, desarrollo corto y contenido recortado o proyecto de años con todo el contenido más. Es una situación complicada ya que Square ha gastado muchos recursos en este desarrollo y lo seguirá haciendo por u tiempo. De todos modos, Kitase continúa:

“Esencialmente, para hacer viable un solo lanzamiento, el juego resultante habría terminado siendo un resumen de la historia original, y pensamos que los fanáticos no iban a estar contentos con eso”.

En última instancia, decidimos que la mejor opción para el proyecto era ir al más alto nivel posible, con una historia ampliada. Tener más de un juego en el proyecto nos permitió concentrarnos en mantener todo lo que la gente amaba del original, pero ir a un nivel mayor detalle y más profundidad de la historia que antes”.

A pesar de todo, nos parece la elección adecuada, un remake a medias hubiese molestado más que otra cosa, y ahora tendremos un remake a la altura. La parte negativa de esto es que habrá que esperar y pagar más, aunque Kitase ha aclarado que las siguientes partes tardarán menos en desarrollarse.

Square Enix planea varios anuncios para julio y agosto de este año

Final Fantasy VII Remake estará disponible en PlayStation 4 el 10 de abril.