La popular expansión del RPG de THQ Nordic, Titan Quest: Ragnarok, llegará finalmente a las versiones PlayStation 4 y Xbox One en mayo.

Tras tres años de espera, la expansión complementa al título que emula el estilo clásico de Diablo, al combinar la acción desde la perspectiva isométrica con el rol clásico de construcción de personajes.

Este título se presentó en PC en 2017 a través de Steam, con la expansión llegando en 2019 a la plataforma, donde se hizo muy popular al utilizar la mitología nórdica de manera muy liberal.

Tras batallar en la Antigua Grecia, el Egipto de los Faraones y los reinos de leyenda en China, la búsqueda de los guerreros de Hades nos conducirá al mundo escandinavo de la alta Edad Media.

Con vikingos, doncellas de escudo y magia de druidas, la batalla está por comenzar en este emocionante RPG de THQ Nordic y Pieces.

Una de las sagas más celebradas de la antigua THQ, se estrenó en 2006 en su versión original, llevándola a ser recuperada por la nueva compañía THQ Nordic y remasterizando el juego a su estado actual.

Shenmue III no es un juego Triple A, según sus distribuidores

Con reseñas altamente positivas de parte de los aficionados de Steam, la historia de Titan Quest se mantiene muy presente en la actualidad de los RPG occidentales, que esperan un mayor resurgimiento con nuevos estrenos.

El esperado Baldur’s Gate 3 tiene a los fans del estilo tradicional de juegos de rol de aventuras a la espera de un nuevo impacto para elevar el género. Con gráficas de mucho nivel y variedad en el diseño, las expectativas son altas.

Pero no tan altas como las del escenario más alternativo del género, con Cyberpunk 2077. La obra de CD Projekt Red tiene al mundo gamer al filo del asiento, al ofrecer una de las experiencias más ambiciosas previas al salto generacional que se avecina.