Para una generación entera de gamers, especialmente amantes del RPG, Mass Effect es uno de los nombres más recordados y apreciados.

Sin embargo, la obra de BioWare, como la compañía misma, no están en un momento de gloria. El estreno de Mass Effect Andromeda expuso fuertemente a la compañía a la humillación pública.

Con un diseño pobre y muchos problemas de funcionamiento, Andromeda tuvo una terrible recepción y ventas muy bajas con respecto a las expectativas de los ejecutivos de Electronic Arts.

Con la presión de darle a la compañía matriz un éxito a su nombre, fueron asignados a Anthem, la formula con la que EA quería emular el éxito de la serie Destiny a como diera lugar.

Un desastre en todo sentido, al haberle asignado un juego completamente fuera de su área de experiencia a un equipo como BioWare, pagando muy cara su temeridad.

Con la gran cantidad de denuncias con respecto al desarrollo de Anthem, así como el abandono que la compañía ha hecho de este juego, la sombra de EA cubre completamente su futuro. Ante la posibilidad de conocer de cerca el destino Visceral Games, BioWare tiene que recurrir a la vieja confiable.

Desarrolladores de 'Simpsons Hit and Run' revelan que planearon una secuela

El salvavidas

Presentando hoy en su página oficial una oferta de trabajo de alto nivel a un director de departamento técnico para la realización de un nuevo Mass Effect, BioWare se juega su mejor carta.

No hay otra jugada para este estudio, EA apostó muy fuerte por el trabajo de Anthem y no vieron el resultado que esperaban, siendo salvados de un efecto mayor solamente por el inesperado éxito de Apex Legends.

Respawn Entertainment se volvió el bebé predilecto de EA y evitó que la atención cayera sobre BioWare en esta oportunidad. Pero ante la posibilidad de otro fracaso, puede no volver a evitar el hacha de verdugo de Electronic Arts. Pero no les gusta que piensen que son mala gente.