La situación global del COVID-19 que ha generado una necesaria situación de cuarentena que se ha aplicado en muchos niveles de forma apropiada.

Pero no ha sido placentero para muchos, que insisten en desconocer la medida y avocarse a las calles a jugar Pokémon GO. Al menos es una de las posibilidades que se exploran en este caso.

El juego de Realidad Aumentada para móviles que Niantic convirtió en un éxito trascendente a la cultura pop ha tenido esta última semana un repunte en sus ventas internas sin precedentes.

SensorTower reporta un crecimiento del 66% aproximadamente, Pokémon GO acumuló esta semana 23 millones de dólares en micropagos internos. Este deja muy atrás el estándar de 13 millones de la semana anterior.

Bajo este criterio, se puede enfatizar que se trata de uno de los picos que se habían mencionado en análisis previos, como los de Superdata, donde se afirma que juegos populares tienen un flujo mucho mayor de usuarios por la cuarentena.

Pero es especialmente llamativo en el caso de Pokémon GO, al ser un juego cuya naturaleza demanda la principal exigencia de seguridad durante la pandemia de COVID-19.

The Witcher 3 ya ha vendido más de 28 millones de copias

Pokémon Stay at Home

Existen claras suspicacias con respecto a este pico de ganancias que le han llegado a la obra de Niantic, al tener que cuestionar si han ofrecido medidas de seguridad sobre esta pandemia.

Semanas atrás se comentó sobre la confirmación de uno de los eventos de presentación de Genesect, el Pokémon Paleozoico, pero que tuvieron que detener en vista de la situación global.

Para adaptarse al cambio, Niantic tomó medidas importantes sobre cambios que debe tener el juego para hacerlo mucho más local y brindar entretenimiento sin requerir la salida de casa.

Reduciendo los tiempos entre las Pokeparadas para hacerlo más amistoso al jugador local, Niantic insiste en cooperar con la cuarentena, pero muchas de sus actividades demandan movimiento, por lo que la tentación de salir a caminar todavía existe.