Uno de los juegos más jugados durante la cuarentena global es Call of Duty: Warzone, el Battle Royale del FPS más famoso del mundo.

La demanda continúa creciendo y la enorme cantidad de streams, videos y comentarios en redes sociales son la muestra de esta gran popularidad. Esto ha llevado a Infinity Ward a mantener el nivel de cuidado con el juego con un nuevo parche.

Una de las modificaciones más importantes del juego es el incremento del costo de su Buy Station, una de los artículos más necesarios del Battle Royale, al proveer de items importantes en cada momento.

Pasando de $6.000 dólares a $8.500 dólares, habrá que que meter la mano un poco más en el bolsillo para poder tener acceso a sus artículos. Además, la Buys Station fue ajustada para que los objetos en ella se vieran mejor al elegirlos.

Otra dificultad añadida es la de que no se permite acumular kits de auto resurrección, por lo que habrá que saber implementarlos en lugar de simplmente acumularlos sin parar. Del mismo modo se ajustó la potencia de las escopetas a corto alcance.

Adelanto de Call of Duty: Warzone podría incluir trenes

Estas armas eran capaces de causar daño crítico a enemigos completamente cubiertos por armadura y cobertura, pudiendo explotarse esto de manera eficiente en el pasado, pero esto ya no se podrá hacer.

Nuevas armas entran a la escena, pudiendo ser encontradas en cualquier parte del campo de batalla, las cuales son:

  • 725 Shotgun (Escopeta)
  • MK2 Carbine (Rifle de precisión)
  • EBR-14 (Rifle de precisión)
  • .50 GS (Pistola)

Una selección eclectica para los jugadores que seguramente querrán añadir más violencia a sus partidas de Warzone, ahora que se ha rebalanceado con las correcciones de estos errores.

Todavía en una etapa joven, el Battle Royale de call of Duty: Modern Warfare está avivando la escena competitiva de los shooters en el momento correcto, donde hay más demanda de jugadores y donde es preciso que la obra de Infinity Ward y Activision haga su dinero.