La emergencia por el COVID-19 está invadiendo todos los escenarios del mundo, y hoy ha tocado las puertas de Kojima Productions.

El hogar de las obras de la mente creativa más conocida de los videojuegos en la actualidad se ha visto revolucionado completamente cuando se dio a conocer un caso confirmado de coronavirus.

Un miembro de su staff creativo dio positivo en las pruebas de esta enfermedad en una prueba de rutina en la oficina, lo que los lleva a tomar una decisión importante.

Con la seguridad de su staff como prioridad, las disposiciones de Kojima Productions fueron hechas públicas en su Twitter.

  • Cierre temporal de sus oficinas
  • Limpieza y desinfección de todas sus instalaciones
  • Todo el personal comenzará a trabajar de manera remota
  • Supervisión y apoyo del estado de salud de todo el personal

Diversas personas consideran que han sido medidas extremas para una situación como esta, al tomar en cuenta que el empleado en cuestión, que permanece anónimo, había estado fuera de contacto con sus compañeros por una semana.

Sin embargo, el tomar una decisión de este tipo en nombre de la seguridad del personal es lo más sensato, especialmente si un individuo infectado estuvo presente en el lugar de trabajo.

El resultado inmediato de esta determinación será una reevaluación de los tiempos de entrega de la versión de PC de Death Stranding, pautada para el 2 de junio. Esta conversión podría anunciar un retraso por esta situación.

El ajuste al trabajo remoto del personal de Kojima Productions será el indicador más importante del tiempo final de estreno del anticipado juego. Así como una demora en el esperado modo Photo para PS4.

Una de las características que iban a ser exclusivas de la versión PC se hará camino a la edición original del juego, la cual debió haber estado allí desde el principio.