China, el país que fuera el epicentro y causa central de la propagación del COVID-19, ya esta alistándose para retomar la actividad.

Un reporte de GamesIndustry.biz hizo público que diversas casas de videojuegos con base en territorio chino están iniciando nuevamente su actividad de manera normal.

Nombres como Ubisoft Shanghai, NetEase, Tencent o Virtuos mostraron sus nuevos sistemas de trabajo para sus empleados, donde incluyeron trabajo remoto, materiales de seguridad, desinfección de instalaciones y chequeos de salud.

Lo que tienen en común todas estas empresas es que aparentemente no han reparado en gastos para poder recuperar la operatividad y cumplir con sus metas. Dado que se trata de una industria multimillonaria, este movimiento es necesario para seguir adelante.

Su ejecución del tema del trabajo remoto ha sido el de proveer al personal esencial de las herramientas tecnológicas necesarias para poder operar correctamente, así como el de ofrecer constantes vías de comunicación.

Una excelente idea en principio, al transformar el hogar en una oficina más acorde con el nivel que se exige de un desarrollador de videojuegos de alto nivel. Pero evidentemente esto también tiene contras.

Según Phil Spencer, la Xbox Series X mantendrá su fecha de estreno de 2020

Empleados de estas compañías han comentado que el sistema remoto es mucho más riguroso en horas de trabajo, al tener una necesidad de operar más tiempo para el cumplimiento de objetivos.

Voceros de las compañías expresaron que el teletrabajo trajo una reducción de la productividad en general, por lo que consideran que reiniciar actividades en las compañías es esencial.

Esto obliga a mayores medidas de seguridad para poder llevar esto a cabo. A pesar de las cifras del gobierno de China, la emergencia por el COVID-19 persiste, por lo que retomar actividades es un riesgo muy alto.

Esperemos que esta actitud no tenga consecuencias negativas para estos empleados y que sea real que se está solucionando la situación en territiorio chino.