El día de ayer Sony presentó el nuevo control para PlayStation 5 en el momento menos esperado, las primeras imágenes mostraban un control blanco con botones sin colores y un botón “PS” que tenía la forma del logo de la marca. Poco después se compartió un comunicado de prensa en donde se hablaba de las funciones del control y del nuevo diseño.

No obstante, brillaba por su ausencia el conector de 3.5 mm para auriculares, una conexión estándar hoy día en la mayoría de dispositivos. Si a esto sumamos que el DualShock 4 lo tenía y que Microsoft ha confirmado que el suyo también lo tendrá en Xbox Series X, se hacía extraño y anticuado que el nuevo DualSense no lo tuviera.

Ayuda del director

Por suerte, Toshimasa Aoki, uno de los directores de producción en Sony, aclaró todo a través de su cuenta de Twitter. Aún con comunicado de prensa e imágenes la empresa japonesa tuvo un desliz y se olvidó mencionar este detalle, parecerá algo pequeño pero lo usual es compartir las características de tu hardware, sobre todo las partes buenas. Parece que se centraron mucho en el nuevo diseño y se olvidaron de mencionar la posibilidad de jugar con auriculares.

Aoki también aclaró que los headsets van a seguir teniendo que conectarse al control a menos que sean inalámbricos y que los se conectan mediante mini USB tendrán que usar un adaptador o conectarse directamente en la PlayStation 5.

Los conectores de 3.5 mm son los más comunes actualmente, se usan en casi todo los smartphones mientras que los de 2.5 están casi obsoletos. Casualmente fueron los Walkman de Sony los que pusieron de moda el 3.5 hace más de 50 años, ya que fueron los aparatos que popularizaron el sonido estereo en lo que posteriormente sería un aparato “móvil”.

La PlayStation 5 llegará a finales del 2020.

Escribir un comentario