Una de las series de culto y con afición más fiel de las últimas dos décadas del gaming es la de Phantasy Star Online.

El MMORPG de Sega es una de esas piezas de la historia de los videojuegos que ha tenido una enorme reticencia de salir del suelo japonés. Tras la llegada del primer PSO a la Sega Dreamcast en 2001, solo ha habido silencio.

Considerado como uno de los más importantes precursores de los MMORPG, PSO es una leyenda viva que continúa haciendo felices a millones de fans. Pero, inexplicablemente para sus fans más fieles, la serie no dejaba Japón.

Phantasy Star Online 2 se estrenó en 2012 y desde ese entoces estuvo firmemente anclada a su mercado original. Con una demanda constante por llegar a PC y consolas de manera global, Sega no había dado el paso para llevarlo a occidente.

Honestamente, los temores de Sega no son infundados. El tener una afición muy vocal y ruidosa no quiere decir que sea numerosa o que pueda traducirse en éxito monetario sostenido.

PSO2 salió en un momento en que los juegos de este tipo todavía estaban proliferándose de manera masiva en regiones asiáticas, llenando el mercado y fragmentando a la afición de juegos de este tipo.

Además, el dominio de World of Warcraft en el género y League of Legends en el mercado online, ponían una montaña muy alta para este juego. Ahora las cosas son diferentes.

Gracias a la inversión de Microsoft, Phantasy Star Online 2 llegaría, ocho años más tarde, a PC y Xbox One para el mercado occidental de manera exclusiva en la Microsoft Store.

Esto ubica este juego en un mercado que no está naturalmente acostumbrado a los juegos de estética JRPG, que es la que destaca a Phantasy Star Online 2.

Sin embargo, en un momento de aislamiento forzado por la cuarentena, muchos jugadores verán uno de sus sueños cumplidos finalmente.

Escribir un comentario