Square Enix puede darse por satisfecho al contar las ventas de Final Fantasy VII Remake, con más de 3.5 millones de unidades distribuidas.

Combinando las ventas físicas y digitales de este juego, el título se puede considerar un gran éxito al estar de manera exclusiva en PlayStation 4 por espacio de un año calendario, cuando se dé su estreno en PC.

Aclamado por la crítica especializada y recibido positivamente por la fanaticada, en su mayoría, esta primera parte de FFVII Remake es el éxito que Square Enix había estado buscando con este anticipado clásico.

Siguiendo la fiebre de los remakes y las remasterizaciones, la obra de la casa japonesa le ha dado una inyección de adrenalina al JRPG más reconocido de la historia, con un giro argumental que tiene a los fans de cabeza.

La discusión en los últimos días ha sido si Final Fantasy VII Remake es un juego sustentado en publicidad engañosa. Para muchos, el que no sea un remake exacto del clásico de PS One, es un incumplimiento a la promesa que habían realizado.

Por otra parte, los fans que aprueban los cambios los expresan como una subversión de la narrativa original que conduce a un nuevo argumento, en lugar de una reiteración de la historia original.

Considerando que se trata de una casa como Square Enix, cuyas ideas suelen ser muy exageradas en la mayoría de los casos, se puede confiar en que mantendrán el curso y se comprometerán con su historia.

Esta discusión no afectó en lo más mínimo sus ventas en todo el mundo, que se siguen incrementando, en gran parte gracias a la necesaria cuarentena que tenemos en la actualidad en todo el mundo.

Todavía a la espera de otros grandes estrenos, la historia de Cloud y compañía se empieza a elevar entre los grandes juegos de 2020, el último paso antes de la nueva generación.