Tal día como hoy hace 31 años Nintendo e Intelligent Systems presentaban al mundo la Game Boy, una consola portátil que venía a «reemplazar» la Game & Watch y crear su propia línea de consolas paralela a la Super Nintendo. La Game Boy también competiría con la Game Gear de Sega, la Atari Lynx y la TurboExpress de NEC, y le ganaría a todas ellas al vender casi 120 millones de copias en todo el mundo.

Y todo esto a pesar de haber comenzado con mal pie dentro de la misma Nintendo, la recepción interna había sido «prudente» por llamarle de alguna manera. De acuerdo a Florent Gorges, experto de la historia de Nintendo, internamente se le conocía como «DameGame» en donde «Dame» se podría traducir como «defectuoso» o «decepcionante».

El difunto Gunpei Yokoi, diseñador principal de la consola, junto a su creación.

Logro de la ingeniería

En ámbitos más oficiales a la consola se le conoció como DMG (Dot Matrix Games) ya que su pantalla estaba por un visualizador de matriz que no podía procesar colores. Por que sí, la primera Game Boy era en blanco y negro, la verdad es que la consola manejaba dos tonos de gris y de azul magenta, pero a un nivel muy pobre (para estándares actuales) por lo que el resultado era un sencillo claroscuro que fue brutal en 1989.

La consola fue alabada por la calidad del sonido, la duración de la batería, la calidad del hardware y, por su puesto, su portatibilidad y juegos. Como dijimos, inicialmente no vendió demasiado pero con estudios como Capcom, Konami o Namco terminaron apostando por esta consola y la llevaron a vender millones rápidamente.

Reportaje de la revista Famitsu sobre la Game Boy en 1989.

El juego más vendido fue Tetris con 35 millones de copias vendidas, le seguirían Pokémon Rojo, Verde y Azul con casi 32 millones de copias. Más atrás estarían Super Mario Land con 18 millones de copias y otros franquicias ahora mundialmente conocidas como Wario Land, Dr. Mario, Kirby’s Dream Land y The Legend of Zelda: Links Awakening.

Como ven, la Game Boy fue el hogar de títulos extraordinarios que la llevaron a ser una de las mejores consolas de la historia y el inicio de la exitosa marca Game Boy, que terminó derivando en los Nintendo DS y la Switch de hoy en día. Los mayores éxitos de Nintendo siempre han estado en el mercado portátil y la Game Boy es la primera prueba de esto.

9 años después llegaría la Game Boy Color y nos dejaría probar los mismos títulos (y algunos nuevos) con los colores que los desarrolladores imaginaron originalmente. De esta manera la Game Boy original quedó un poco en el olvido, pero aprovechamos este aniversario para recordarla y ponerla en uno de los lugares más altos del museo de la historia de los videojuegos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *