La máquina de clonación de The Persistence llegará a todas las plataformas el próximo mes, abandonando la exclusividad de la Realidad Virtual.

El alucinante roguelike en primera persona donde el sigilo y la preparación son la clave para salvar nuestra vida en una colonia espacial abandonada llegó a PSVR en 2018, siendo uno de los juegos más apreciados de la plataforma.

El pasado mes de marzo se anunció que el juego daría el salto a consolas finalmente. Con el fin de acumular más aficionados para uno de los proyectos más interesantes del gaming actual.

La peculiar mezcla del masificado estilo del First Person Shooter con la visión más indie de los roguelike en partes muy balanceadas es capaz de atraer a gamers con estilos muy diversos.

Si a esto se suma la presencia de una explicación para la aplicación de su constante reinicio, The Persistence apuesta en alto por su transición entre sistemas.

Graeme Ankers, líder de Firespite, expresó la positiva experiencia que estaban llevando a cabo:

“Cuando comenzamos a trasladar The Persistence a nuevas plataformas, nuestro principal objetivo era asegurar que la jugabilidad no perdiera su particular naturaleza brutal.

Como resultado, The Persistence mantiene a los jugadores en tensión de principio a fin y, con un entorno generándose a su alrededor, no hay dos partidas iguales, lo que significa que nunca estás a salvo en el mismo sitio”.

Sin embargo, The Persistence no deja atrás a los sistemas VR, al ofrecer compatibilidad para los sistemas Oculus Rift, HTC Vive y WMR, los pesos pesados de la Realidad Virtual.

Este estreno será digital, puesto que dadas las condiciones globales es la mejor manera de estrenar videojuegos. Pero Firespite promete una edición física en el verano de este año, tratando de acercarla lo más posible a su estreno el 21 de mayo de 2020.

Escribir un comentario