Demostrando que la piratería no es una opción, la editorial de Shueisha gana un nuevo caso en contra de la distribución ilegal de sus revistas por parte de un sitio web alojado en China.

El administrador del portal, cuya identidad no fue revelada, debe pagar un total de $11.000 mil dólares en daños causados a la compañía, además de contar con la posibilidad de cumplir 3 años en la cárcel en caso de ser acusado y encontrado culpable de otro delito.

Está sentencia se impartió a través de la corte pública del distrito de Xuhui en Shanghai, donde el acusado admitió los cargos, escribió una carta de disculpas y aseguró que pagará el monto estipulado por la ley.

La lucha de Shueisha

Aunque un pago de $11.000 mil dólares no es poca cosa, el dinero generado entre el tráfico y la publicidad en un sitio web que se dedica a la piratería es mucho mayor.

En este caso, el administrador manejaba la página web desde 2013, donde todas las semanas contaba con los números de la Weekly Shonen Jump traducidos al mandarín días antes de la publicación de la revista en físico en Japón.

Considerando que Shueisha genera miles de millones de dólares anuales, el castigo impuesto por la corte fue mínimo y con una posibilidad de ir a prisión a futuro, la compañía se encuentra insatisfecha.

Cumplir una condena en prisión es el modo más efectivo que han conseguido las compañías para disuadir a un mercado que tiene años extendiéndose alrededor del mundo de continuar su proliferación.

Con el objetivo en mente de dar el ejemplo, Shueisha continuará la lucha contra la piratería llevando al administrador a una Corte Civil, donde espera obtener una mejor compensación por los daños causados.

¿Qué opinas de la piratería en el mundo del manga y el anime? ¿Sueles apoyar a tus autores favoritos adquiriendo sus obras de forma legal? Cuéntanos todo abajo en los comentarios.

Escribir un comentario