Un controversial caso de arreglo de partidas de CS:GO se acerca a su conclusión cuando los responsables reciban su sentencia formal de la corte.

Una situación que se dio a conocer el pasado mes de agosto de 2019, donde 6 personas fueron puestas a la orden de las autoridades de Australia. Bajo la acusación formal de arreglo de partidas y apuestas ilegales en Counter Strike: Global Offensive, se les acusó de varios crímenes.

Ajustando los resultados de cada encuentro, cinco de los seis sujetos acusados fueron hallados culpables de fraude y apuestas ilegales, tras haber acumulado más de 30.000 dólares por en esta labor.

Fueron descubiertos gracias a un aviso de parte de una compañía de apuestas legales, reportando sus hallazgos a dirección general de Esports de CS:GO, quienes localizaron a los jugadores.

Estos fueron finalmente reportados a la policía, quien verificó los datos y elaboró el caso de fraude para estos jugadores, que fueron declarados culpables frente a la corte por el delito de corrupción.

En este ámbito, el arreglar apuestas es considerado una ofensa grave en el código legal australiano, por lo que podrían sufrir una sentencia de hasta 10 años de prisión cada uno de ellos.

Esta sentencia se dictará el 5 de septiembre en las ciudades de Melbourne y Sale, al ser los distritos de las diferentes personas involucradas en este caso. Habrá que esperar para saber que tan seria puede ser esta sentencia al ser un caso de Esports.

Muchos casos de trampas se están dando en la escena actual del gaming competitivo, al punto de exponer multiples errores y preocupaciones de cara a su futuro. Aficionados a Fortnite ya han denunciado de que los continuos abusos de jugadores trascienden a su golpeado escenario profesional.

CS:GO no carga con este peso, pero definitivamente tiene mucha importancia el descubrir la sentencia de este caso y como afectará el tratamiento de los tramposos en el futuro.

Escribir un comentario