La industria de videojuegos en China toma un nuevo giro con la suspensión del servicio en línea de PlayStation por medidas de seguridad.

Según reporta Reuters, la consola de Sony dejará de vender juegos en el gigante asiático por un tiempo limitado, mientras realizan ajustes de seguridad. Esto fue publicado en su cuenta oficial de Weibo.

Sin embargo, se desconocen las razones exactas de este medida, llevando a crear especulaciones sobre la causa de la suspensión del servicio. Gracias al periodista Daniel Ahmad, se conocen diversos puntos.

Como ya es conocido, China tiene una gigantesca red de censura en torno a la industria del entretenimiento, especialmente el desarrollado fuera de sus fronteras. En el caso de los videojuegos involucra la distribución de juegos aprobados por el gobierno únicamente.

Pero la sociedad china tiene la costumbre de aplicar puertas traseras para acceder a contenido prohibido por el estado. En este caso se trata de una versión “importada” de PS4, que puede obtenerse desde Hong Kong.

Esta versión no tiene las restricciones de los títulos permitidos en China y es la más común para jugadores dedicados pero, probablemente, tanto el estado como Sony se han percatado y están tomando acciones.

Las mejoras a la seguridad a PlayStation pueden involucrar que se cierre esta puerta para los jugadores chinos, llevando a Sony a tener que cumplir con la censura gubernamental para mantenerse en el país.

Por otra parte, se podría tratar en realidad de un cumplimiento de la ordenanza legal de implementar mecanismos “anti-adicción” con los que el gobierno chino está obsesionado desde mediados de 2018.

Tras verificar el impacto que juegos móviles tuvieron en la población china, el gobierno determinó que la censura de videojuegos era prioritaria para el Ministerio de Educación, estableciendo medidas de control policial a los gamers.

Lo que no parece hacerles ruido es la cantidad de dinero que el gaming genera para su economía, con Tencent como una de las compañías más poderosas del planeta y el creciente interés de compañías de entrar a su país.

Escribir un comentario