La pandemia por coronavirus que fue decretada en marzo de este año por la OMS, ha detenido al mundo en muchos aspectos y la industria del entretenimiento es una de las que se ha visto afectada por el confinamiento, lo que ha traído como consecuencia múltiples retrasos en gran parte de las producciones del cine, televisión, música y videojuegos.

Muchos de los títulos que debían salir este año sufrieron retrasos que obligaron a sus desarrolladores a demorar sus respectivos lanzamientos para una fecha más adelante en este año, siempre y cuando no se presenten otras circunstancias que impidan los mismos.

Phil Spancer, el ejecutivo jefe de Xbox, considera que a pesar de que los lanzamientos de este año pudieran cumplirse y llegar a las consolas, veremos el verdadero impacto del COVID-19 a comienzos del 2021 con títulos que no podrán salir a la venta por estar considerablemente atrasados en su proceso de producción.

Retraso en la captura de movimientos

Una de las áreas que según Spencer se verán más afectadas, serán las relativas a la captura de movimientos y grabación de audio, ya que las mismas exigen que el personal encargado de realizarlas se trasladen hacia los estudios pues este trabajo no puede efectuarse de forma remota y así lo dejó saber mediante esta declaración:

“Si terminaste toda la animación y estás haciendo retoques en una producción de arte más individual y en áreas como texturas y otras cosas, estás en una mejor posición. Si estás esperando un gran trabajo de audio, cuando se trata de sinfonías y otras cosas, o un mocap, estás muy retrasado en este momento y mejor sigues progresando en las áreas en las que te  encuentras”.

Esto tiene sentido ya que el trabajo relacionado con la captura de movimientos y de audio probablemente se haya finalizado antes del inicio del confinamiento, algo que no se puede afirmar en el caso de los juegos previsto para el 2021.

Esto significa muy probablemente que estas producciones, que en la mayoría de los casos llegarán a la nueva generación de consolas, sufrirán algún tipo de retraso salvo que se trabaje de forma continua una vez se levante la cuarentena.

Según Spencer, algunos de los juegos en los que podríamos ver mayores retrasos son los deportivos de EA, ya que los mismos cuentan con mucho trabajo de captura de movimientos como en el caso de FIFA.

Por los momentos no conocemos el alcance que tendrá dentro de la industria de los videojuegos la pandemia del COVID-19, pero se espera que en los próximos meses tengamos nuevas noticias oficiales por parte de cada uno de los estudios encargados del desarrollo de juegos.

Escribir un comentario