El usuario de YouTube, Proto, ha subido un nuevo video a su canal de YouTube en donde podemos ver Gears of War 3 corriendo en una PlayStation 3. En aquel momento la saga era exclusiva de Microsoft (todavía lo es), pero el estudio que la había creado y desarrollado era Epic Games. Sin embargo, todavía se desconoce por qué si quiera existe esta versión ya que los involucrados no han comentado nada al respecto.

Esta versión se pudo ver por 10 minutos en un video el mismo usuario en 2016, no dio muchas explicaciones en su momento pero sí se pudo saber que Epic Games había sufrido el ataque de varios hackers hace casi una década y que estos mismos subieron los archivos robados a distintos servidores. Al parecer este usuario habría sido uno de los pocos que pudo descargar algo antes de que la ley se encargara de eliminar estos archivos.

Misterio por resolver

La parte que llama la atención es que entre los archivos robados estuviera el código fuente y una build completa de Gears of War 3, lista para funcionar en una PlayStation 3. Para añadir más misterio al asunto, es imposible que corra en una PS3 que tengas en casa, el usuario logró correr el juego consiguiendo una kit de desarrollo de PS3 ya que esta tiene más memoria RAM.

Los iconos en el menú nos indican que sí hubo planes para esta versión, pero no llegaron demasiado lejos ya que los iconos en el juego siguen siendo los del control de Xbox 360, y el título no corre muy bien en PS3. Aún así, el usuario subió una partida completa del juego hoy, a excepción del de la tercera escena del acto 3 ya que, por alguna razón, el título se reinicia al intentar jugarla.

Además, esta versión está llena de bugs y mal optimizada por lo que queda claro que era una versión que no fue pulida para su lanzamiento oficial. La única explicación con la que podemos especular es que Epic pensaba hacer de su franquicia una que fuera multiplataforma luego de este lanzamiento, pero Microsoft se adelantó y la compró en su totalidad. De hecho, fue después de este juego que el título pasó a manos de 343 Industries luego de que Microsoft pagara una suma no revelada.

Dicho esto, parece que es un misterio que solo podrán aclarar los involucrados.