El streaming de videojuegos goza de mucha popularidad hoy en día, pero no solo PS Now, Google Stadia, Project xCloud y NVIDIA GeForce Now apostaron por esta tecnología, ya que se trata de una propuesta que lleva más tiempo del que imaginamos en esta industria. Pero, ¿realmente tiene futuro? ¿Cómo afectará el streaming a la industria del videojuego? ¿Podrá Stadia levantarse tras su accidentado lanzamiento? Todo esto y más te lo contamos a continuación.

Como ya mencionamos, muchas son las compañías que ansían crear el soñado Netflix de los videojuegos, aspirando a convertirse en el catálogo de títulos por excelencia de los jugadores, dejando de lado el hardware y dando acceso desde cualquier dispositivo. Pero, no fueron los anteriormente mencionados los pioneros de esta tecnología, ya que los experimentos originales de este terreno fueron OnLive y Gaikai, los primeros y actualmente extintos proyectos de juego en streaming.

Primeras incursiones en el streaming de videojuegos

Si bien OnLive y Gaikai fueron los primeros en coquetear con esta tecnología, no significa que se convertirían en quienes la llevarían a lo alto de los videojuegos, ya que ambas plataformas contaban con múltiples problemas. Esto debido a que las conexiones de la época no estaban preparadas para el streaming, por lo que se notaba una reducción exagerada en la calidad de imagen, además de una latencia mayor a la que encontraríamos hoy en día.

Todo esto ocasionó que los usuarios exigentes dejarán de lado ambos servicios, exceptuando una pequeña comunidad de dispositivos móviles, dejando en claro que se trata de una tecnología destinada al más casual de los jugadores. No sería hasta mediados de 2012 que Sony se haría con el control de ambos estudios, creando lo que hoy conocemos como PS Now, coronándose como la primera gran propuesta de esta modalidad de juego.

Una apuesta por el futuro

Muchos creen que el juego en streaming es una gran apuesta de cara a los próximos años, por lo que vemos a compañías como NVIDIA optando por esta tecnología en GeForce Now, plataforma que obtuvo muy buenas reseñas por parte de sus usuarios. Mientras que Microsoft hace lo suyo con Project xCloud, un servicio destinado a aquellos que desean jugar desde la comodidad de cualquiera de sus dispositivos, ofreciendo acceso a múltiples títulos del ecosistema Xbox.

De hecho, Phil Spencer cree en el brillante futuro de este último y no solo de xCloud, ya que afirma que los usuarios deberían jugar desde la plataforma que deseen y es exactamente eso lo que logrará el juego en streaming. Aunque todavía faltan un par de años para que esta sea una modalidad viable para los fanáticos de los videojuegos, al menos hasta que se generalice la conexión 5G a lo largo de todo el mundo.

¿Cuál es el rol del 5G dentro del streaming?

Ya mencionamos que hubo un tiempo en el que las conexiones no estaban preparadas para esta tecnología, pero, ¿lo están hoy en día? Pues la verdad es que no, ya que los servidores de estas plataformas no se encuentran al alcance de todos, lo que se traduce en una latencia más grande a mayor distancia del epicentro. Sin embargo, es aquí donde entrará en juego la conexión 5G, un gran avance tecnológico que cambiará la vida del Internauta como la conocemos y dará paso a una notable mejora en el streaming de videojuegos.

Poco a poco vemos las primeras pruebas con esta tecnología en todo el mundo, aquella que cambiará el día a día de las personas y también dará paso a la implementación de nuevas propuestas, incluyendo el streaming de videojuegos. Recordemos que cada uno de estos servicios pide velocidades de conexión elevadas, aquellas que simplemente no están al alcance de todos, por lo que el 5G llegará para solucionar este problema.

Compañías de videojuegos entregan paquetes de ayuda a sus empleados remotos

En un principio, se esperaba que la conexión 5G comenzara a normalizarse a mediados de este año, pero teniendo en cuenta la situación mundial, es probable que pase un tiempo más hasta ver los primeros resultados. Pero cuando eso suceda, probablemente comenzaremos a notar cómo se expande la propuesta de juego en streaming, tal como predijeron en su momento Phil Harrison (Google Stadia) y el mismísimo Phil Spencer (Xbox Game Studios).

¿Podrá Google retomar su camino con Stadia?

Muchos recordarán esa poco convincente presentación de Stadia a mediados del año pasado, aquella que hizo que la mitad de la industria se preguntara si era real lo que estaba pasando. Al menos hasta que su transmisión colapsó cuando afirmaban que “cuentan con los mejores servidores del mundo”, algo que nos tomamos como un presagio del accidentado aterrizaje de este servicio.

De ahí en más la industria se dividió en dos bandos, los jugadores llenos de expectativas en busca de correr sus juegos desde cualquier dispositivo y los usuarios escépticos que querían demostrar que nada superaría a sus consolas y ordenadores. Esto se tradujo en miles de entradas a Stadia, un número que cayó cada vez más con el paso del tiempo, debido a precios exagerados, problemas de latencia y un flaqueante catálogo de videojuegos.

Básicamente, se marcaron lo que nos gusta llamar la “Movida No Man’s Sky”, repleta de falsas promesas como revolucionar la industria, resoluciones en 4K y hasta 60 FPS, sin mencionar que afirmaban superar la potencia de las consolas de próxima generación. Por lo que es difícil que el proyecto se recupere, pero si hacemos un poco memoria, recordaremos que lo mismo sucedió con Steam y actualmente es la biblioteca de videojuegos más grande de toda la industria.

Por lo que todo se resume a qué tan bien desee hacerlo Google, quienes parecen que ya dieron el primer paso hacia un camino correcto, lanzando una versión gratuita del servicio de Stadia con la nomenclatura ‘Base‘. Aunque todavía le falta mucho por recorrer si desea convertirse en todo lo que nos prometió durante su lanzamiento y uno de sus principales problemas, es precisamente su catálogo de videojuegos.

¿Cómo creemos que afectará la industria?

Si bien se cree que el streaming de videojuegos llegó para quedarse, creemos que se trata de una tecnología destinada a los jugadores casuales y no para aquellos que busquen una experiencia óptima y competitiva. Por lo tanto, nuestra predicción es que en un futuro, tanto las consolas como los servicios de juego en la nube podrán existir en armonía y al alcance de todos los fanáticos.

De esta forma, se les permitirá a los jugadores más casuales acceder y jugar desde cualquiera desde la comodidad de cualquiera de sus dispositivos, por lo que ya vemos a compañías como Nintendo haciendo sus pruebas con esta tecnología. Mientras que aquellos que busquen la mejor  experiencia, optarán por seguir comprando consolas de videojuegos o mejorar sus propios ordenadores para el PC Gaming.

Básicamente, se convertirá en la mejor alternativa a las consolas de videojuegos, pero es poco probable que llegue a sustituirlas. Aunque tampoco hay que descartarlo, ya que el mismo Hiroki Totoki (Director Financiero de Sony) afirmó que el juego en streaming es la mayor amenaza que alguna vez vieron las consolas de videojuegos, ¿tú cómo crees que el streaming cambiará la industria? No te olvides de dejarnos tu opinión en los comentarios.