A partir de este jueves, Osaka, Kyoto y Hyogo suspenderán el estado de emergencia y se unirán a las 39 prefecturas que desde la semana pasada han reducido considerablemente el nivel de propagación del coronavirus.

Esta decisión se tomó luego de que el gobierno de Japón, encabezado por el primer ministro, Shinzo Abe, y el ministro para la revitalización de la economía, Yasutoshi Nishimura, se reunieran con un panel de expertos para determinar el criterio a seguir en el levantamiento del estado de emergencia.

La normativa de ahora en adelante en Japón dicta que siempre y cuando la prefectura se encuentre con menos de 0.5 casos confirmados por cada 100.000 personas a la semana, el estado de emergencia quedará suspendido indefinidamente a menos que un nuevo brote prolifere en la zona.

Las tres prefecturas cumplieron con el criterio acordado al revelar que en Osaka contaron con 0.15 casos confirmados esta semana, mientras que Hyogo y Kyoto lograron alcanzar la meta de 0.04 cada una.

Osaka guarda medidas

Debido a la proximidad entre Osaka y Tokio, el gobernador, Hirofumi Yoshimura, pidió públicamente que aunque se haya cancelado el estado de emergencia en Osaka, los restaurantes, gimnasios, bares y otras instalaciones de entretenimiento, permanezcan cerradas o tengan horarios reducidos a empresas que tienen un área total de más de 1,000 metros cuadrados.

‘Cardfight!! Vanguard Gaiden: If’ pospone su estreno hasta mayo

A pesar de que el gobierno hizo que las regiones que conforman el área metropolitana fueran agrupadas con Tokio y sus prefecturas vecinas combinadas en una sola, los gobernadores próximos a la capital parecen no apoyar la idea del levantamiento del estado de emergencia y no es para menos.

Yoshimura, fue uno de los primeros gobernadores en exigir el estado de emergencia en el país, luego de que la propagación del virus se saliera de las manos en abril y los números en Tokio sobrepasaron los 300 casos confirmados al día.

Actualmente, Tokio posee 0.59 infectados a la semana de cada 100.000 de sus habitantes, permaneciendo en estado de emergencia hasta la reunión entre el gobierno y el panel de especialistas el próximo jueves.