Hace un año Mike Rose,jefe de No More Robots, una publicadora de juegos indie, reveló que los juegos que se venden en G2A han sido obtenidos de manera ilegal. El ejecutivo hizo un largo hilo en Twitter pero, para resumir, Rose considera que es mejor piratear un juego que comprarle a G2A.

Así de fuertes fueron sus declaraciones en donde también afirmaba haber estado en contacto con el jefe de G2A pero sus reclamos no llegaron a ningún lado. G2A, por su parte, respondió con un post corto y otro largo. En el primero dejaba claro que no obtenían los juegos de manera ilegal y que, de ser así, reembolsarían 10 veces el valor de lo robado a las desarolladoras. En el segundo explicaban en detalle cómo funciona su negocio, pueden leer ambos acá.

Problemas legales

Desafortunadamente para la web vendedora de códigos de juegos, Wube Software, desarrolladores de Factorio, decidieron efectivamente reunirse con G2A para realizar una investigación al respecto y descubrieron que al menos 198 copias de Factorio fueron obtenidas de manera ilegal (no aclararon el cómo) y ahora procederán a devolver el dinero a los desarrolladoras que no habían recibido dinero por esos códigos de su juego.

El problema es más complicado de lo que parece, el mercado de juegos de PC es muy competitivo, las tiendas como Steam o Epic, suelen hacer ofertas muy jugosas para evitar la piratería, además hay tiendas como G2A que pueden vender a precios aún más increíbles y desde hace algún tiempo muchos desarrolladores comentan que esto les perjudica porque la percepción de valor de sus juegos disminuye.

Horizon: Zero Dawn para PC ofrece capacidad para monitores ultra anchos

Ciertamente G2A mantuvo su promesa, pero hay que recordar que la investigación fue hecha por ellos mismos y Wube Software, por lo que cada desarrollador deberá exigir lo mismo. Además, muchos señalan que G2A debería ir hasta el fondo de esto y pedir disculpas por haber robado estos códigos pero, de nuevo, nunca se explicó de dónde salieron estas 198 copias de Factorio y por qué estaban a la venta.

En G2A se venden códigos provenientes de la tienda y también de usuarios al estilo de Ebay o Mercadolibre, por lo que queda claro que hay gato encerrado. Cuando comenzaron los rumores de la falta de responsabilidad de G2A, muchos influencers cortaron relaciones con ellos, sin embargo, la confirmación de los rumores puede que sea aún peor para G2A que deberá corregir sus métodos o pagar las consecuencias.