En una medida de apoyo muy llamativa, el gobierno de Italia anunció que los estudios de videojuegos recibirán apoyo durante la pandemia.

Las autoridades hicieron una publicación oficial de un plan de apoyo a la industria interna de videojuegos, debido a sondeos que la presentaban como una de las más pesimistas en torno a su supervivencia.

Para nadie es un secreto el impacto que ha tenido la pandemia en Italia, al tener unos altísimos indices de contagio y muertes, así como una fuerte crisis hospitalaria producto de la magnitud de pacientes.

La promulgación del DL Rilancio, o el Decreto de Relanzamiento, involucra a muchos sectores socioeconómicos afectados, con los estudios de desarrollo de juegos incluidos en este grupo.

Detalles de la ayuda vinieron de parte de la Asociación de Entretenimiento Digital Interactivo de Italia, conocida como IIDEA, que develó que el fondo será de 4 millones de euros.

Este dinero será implementado como compensación para el desarrollo de demos y prototipos originales, que les permitirán mantener a los equipos de trabajo activos y con sus empleos.

Malas noticias: Kaguya-sama: Love is War podría suspender su emisión

Los grados de compensación de estos proyectos están en un rango de 10.000 euros y 200.000 euros para cada grupo de trabajo. Por lo tanto, se crea una competencia interna llamativa.

Tras conocerse ayer los índices de valor y popularidad de la compañías de videojuegos en Europa, las casas italianas no están en una buena posición. En parte por el golpe sufrido por la pandemia, tanto por la falta de apoyo de parte del mainstream interno.

Estudios italianos han declarado en ocasiones que carecen de apoyo de parte del estado, así como de inversonistas importantes de otros sectores, que no sienten afinidad con los videojuegos.

Curiosamente, en diversos casos se ha visto como casas del país de la bota han entablado sociedades con compañías de videojuegos fuera de sus fronteras, como Cygames o Electronic Arts.

Esto muestra que el mundo del gaming italiano es eminentemente indie.