Hace 30 años Microsoft estrenaba Windows 3.0 en una época en la que el uso del ratón y el teclado mirando hacia una pantalla digital era una tarea intimidante para muchas personas. Las PCs empezaban a ser realmente PCs (Personal Computers) y el sistema operativo de Microsoft empezaba a popularizarse en los hogares de Norteamérica, por lo que necesitaban de varios juegos que nos hicieran practicar con el mouse.

Uno de ellos fue Solitario, creado por un pasante llamado Wes Cherry que programó el título en su tiempo libre. El juego está inspirado en uno llamado Paciencia de origen medieval y del que se cree que nació en Alemania, la idea de estos juegos era poder entretenerse en solitario con los naipes, y Cherry llevó una versión de este a Windows.

El juego de Windows

Había que usar toda la baraja y hacer que todas estuvieran en orden ascendente, era un verdadero reto en su momento ya que, al fin y al cabo, dependías de la suerte y de tu paciencia y no todo el tiempo estaban las dos contigo. El juego sigue estando presente en todos los sistemas operativos de Windows y es relativamente popular, sobre todo sigue siendo jugado por aquellos que lo descubrieron en los 90 con sus primeras PC.

Ganar no te daba ningún premio ni beneficios, solo la animación que ven arriba, también se podían cambiar los dorsos de las cartas pero poco más. De este juego hubo varios derivados Spider, FreeCell, Pyramid, o TriPeaks que también venían incluidos en el sistema operativo de Microsoft

Quizá la parte más curiosa de la historia de este juego se las puede contar su creador Wes Cherry, que concedió una entrevista para el canal de YouTube Great Big Story. El ex programador de Microsoft cuenta, a modo de curiosidad, que a Bill Gates le parecía muy difícil el juego y que, además, no recibió ni un centavo por su creación.