Assassin’s Creed Valhalla prometía ser una entrega continuista para la saga Asassin’s Creed, pero unas recientes declaraciones de Darby McDevitt, director de narrativa del juego, ya señalan un cambio en la manera de plantear el sistema de recompensas.

En las últimas dos entregas de la saga pudimos ver un cambio hacia un sistema de “looting” más casual en donde conseguíamos armas en cada rincón, igual para las piezas de armadura y otros objetos que eventualmente iban llenando por completo nuestro inventario. La idea era venderlos en la tienda o cambiarlos por materiales para conseguir armas especiales, por lo que todo era un largo ciclo de “grinding”.

De primera mano

Ahora, McDevitt reveló en el último número de la PlayStation Magazine que habrá mucho menos botín que conseguir, lo que hace que los nuevos objetos sean únicos y podamos quedarnos con ellos por varias horas de juego en vez de cambiar de arma cada tantos minutos.

“Cada pieza de equipo en el juego es única y puede ser mejorada extensivamente hasta el punto en que, cada que encuentres una nueva armadura, lo vas a celebrar y te vas a emocionar, y puede quedarse contigo por mucho tiempo.

Será viable por mucho tiempo. Es un enfoque muy diferente al que hemos utilizado anteriormente”.

Esta modalidad del sistema es distinta a otros AC anteriores, la saga ha tenido varias etapas en este aspecto e inicialmente nuestro equipo no cambiaba nunca, solo nuestro aspecto si lo deseábamos. Luego se fueron introduciendo habilidades y algunos objetos consumibles pero fue en Assassin’s Creed Origins y Odyssey, los últimos dos, en donde llegaron las armas y armaduras por montones en cada puesto de avanzada.

Assassin's Creed Valhalla tendrá muchas opciones de personalización para el protagonista

De esta manera, seguirá habiendo armas y loot pero serán más especiales, lo que nos parece un paso en la dirección correcta para la saga de asesinos.