Mientras los fans esperan con ansias el estreno de The Last of Us: Part II, Sony estrenó un nuevo comercial para distintos medios.

Más allá de los habituales tráileres que toman su lugar en YouTube, Twitter o Instragram, en esta ocasión del adelanto que llegará a cadenas televisivas .

Contemplando una cinemática sobre el viaje de Ellie en el devastado mundo del juego, la protagonista muestra dos de sus facetas más importantes. Tocando la guitarra plácidamente en una fogata con su pareja Dina, mientras recuerda un terrible conflicto.

Escapando de humanos hostiles y criaturas, Ellie muestra su astucia y capacidad de pensar rápido al elegir sus batallas apropiadamente, atacando solo cuando está lista. El tono de este tráiler es oscuro y tenso, buscando mostrar la dualidad entre la acción frenética y la calma posterior.

Ideal como una manera de familiarizarse con el estilo del juego, la obra de Naughty Dog sigue luciendo bien antes de su estreno, a pesar de los obstáculos y malas situaciones de las últimas semanas.

Perro malo

The Last of Us: Part II ha estado navegando una de las más complejas campañas publicitarias hasta la fecha para un videojuego. El título exclusivo de PlayStation 4 tiene en su haber tantos inconvenientes en su desarrollo que no pueden pasarse por alto.

Director de The Last of Us II afirma que la historia dividirá a los jugadores

Comenzando por su hilera de retrasos constante, en parte por la búsqueda de un realismo exacerbado en elementos que no lo necesitan (violencia gráfica) y por la muy mala decisión de tratar a su personal de manera inapropiada.

Con el fin de abaratar costos, ex empleados de Naughty Dog denunciaron que muchos diseñadores fueron separados de la compañía y reemplazados por personal sin experiencia. Esto causó muchos retrasos en todos los niveles de producción.

Los horarios no eran generosos y la experiencia de muchos en la creación de The Last of Us: Part II no fue agradable. A esto debe sumarse la filtración masiva de contenido del juego, que develó mucho de su historia.

Aunque los aficionados de seguro tendrán un gran momento de dicha con este juego, siempre es importante recordar que ningún videojuego vale más que la salud mental de quienes lo desarrollaron.