Jugar en PC se ha vuelto la manera más barata de jugar a largo plazo en muchos países, varias regiones del sudeste asiático, algunas de Europa y Sudamérica se han visto enormemente beneficiadas por las decisiones de Steam y el precio regional. La tienda de Valve es sin duda la plataforma más grande del mundo cuando hablamos de juegos de PC y sus decisiones han beneficiado mucho a los jugadores porque además han marcado ejemplo.

La piratería es un problema serio para muchos desarrolladores, sobre todos los independientes que necesitan recuperar su inversión para no dejar de hacer lo que hacen. Es por eso que muchos han optado por directamente no lanzar juegos en PC o usar DRMs tan severos que ni siquiera se nos permite desconectarnos de internet para jugar.

La tienda de Blizzard te obliga a estar conectado en todo momento.

Apoyados en la pirateria

En Latinoamérica hay una cultura de piratería muy arraigada, la mayoría de los precios base de los productos se hacen pensando en el sueldo mínimo de países Europeos desarollados, Canadá y Estados Unidos. Para un habitante promedio de estas naciones gastar US$ 60 en un título es algo que se puede permitir, mientras que la misma cantidad más impuestos y envío no es algo muy viable en casi ninguna parte de Sudamérica.

Sin embargo, la cultura gamer avanzó a pasos agigantados gracias a consolas fácilmente modificables como la PlayStation One, la Xbox 360 o la Wii, para muchos la piratería era la regla y la compra legal la excepción. Ahora llegamos al punto en donde las últimas consolas no ofrecen facilidades y se actualizan constantemente para cubrir vulnerabilidades (PS4 y Xbox One siguen intactas). Pero el cariño hacia la industria y las ganas de jugar adquiridas en anteriores generaciones son las mismas, por lo que muchos han tenido que abandonar el hobby o recurrir a mercados de segunda mano.

Entonces la cultura de la piratería se ha conseguido con la dura realidad en consolas, esto empujó a muchos a jugar desde una PC, más cara al inicio pero más barata a largo plazo ya que los juegos se podían descargar desde muchas webs y mediante torrents con solo el tiempo y la paciencia como método de pago. Pero lo mismo que sucedió en consolas ahora sucede en PC gracias a Denuvo, una nueva tecnología antipiratería que es difícil de descifrar para los “crackers” de la escena y que, por ejemplo, ha evitado que se distribuyan de manera ilegal importantes títulos como Red Dead Redemption 2 o Mortal Kombat 11.

Páginas como https://crackwatch.com/ te informan si un juego ya ha sido pirateado o no.

Además, el proceso de descarga es cada vez más engorroso, los juegos piratas no están disponibles al mismo tiempo que sus contrapartes legales, no cuentan con parches, ni actualizaciones hasta bien pasado un tiempo y siempre corres el riesgo de “atrapar un resfriado” en forma de spyware.

Es por eso que el gaming para usuarios que vivían en países más desafortunados en materia económica se estaba volviendo un hobby difícil de mantener, acá podemos hablar en primera persona del plural ya que cualquier habitante de Sudamérica no ve con buenos ojos pagar más de 60 dólares por un juego, el dinero sencillamente no alcanza.

El plan maestro de Valve

En este contexto, las medidas de Gabe Newell con Steam son las que mejor rendirán a largo plazo y es por ello que el CEO ha obtenido un papel de semidios en la comunidad. Ya lo tenía antes de noviembre del 2017, cuando llegaron los precios regionales a casi todos los países en los que están implementados actuales, y ahora lo es más.

Los precios regionales consisten en facilitar a los usuarios con métodos de pago locales y un precio que se represente en tu moneda. Además, los precios venían con un jugoso descuento que no era nada despreciable y que muchos creían que eran temporales, pero lo cierto es que siguen siendo permanentes.

Salve Newell

Volvamos a Red Dead Redemption 2 en Steam, un precio base de US$ 59.99 se convierte en 239 reales brasileños (45 dólares), 1600 pesos uruguayos (35 dólares) o 2500 pesos argentinos (35 dólares). Y ni siquiera estamos contando con los precios de otras regiones como Europa del este en donde tenemos a los ucranianos pagando 900 grivnas (30 dólares). Es decir que, muchos pueden acceder al título a mitad de precio antes que optar por una copia pirata, algo que, como dijimos, sigue sin pasar con RDR2.

Otro título más reciente es Sea of Thieves de Microsoft Studios que se lanzó a un precio base de US$40 pero en Perú, Argentina, Colombia, Uruguay, Rusia, Brasil, Turquía y otros más se está vendiendo a menos de 30 e incluso a menos de 20 en algunos. Estos son ejemplos comunes de los precios regionales, al final la desarrolladora decide el precio siempre, pero es Steam quien recomienda el descuento y casi todas siguen los consejos.

SteamDB te permite saber qué juegos se venden más baratos según los precios regionales.

Por suerte, casos como los de Electronic Arts o Bandai Namco son excepciones, desarrolladoras que no solo no se adaptan al precio regional sino que además lo venden con sobreprecio en Europa del este, Asia y Latinoamérica. Obviamente no tenemos estadísticas pero deben estar vendiendo muy bien por ello.

Al menos tenemos las de Steam a finales del 2017 con un incremento de ganancias en Latinoamérica del 30% luego de implementar los precios regionales. Recordemos que los juegos se venden más baratos y aún así Valve generó más dinero, por lo que es mejor vender más barato a más personas que caro a unas cuantas. También destaca Asia con un crecimiento de más del 170% en ganancias luego de los precios regionales, una victoria aplastante por parte de Valve hacia la piratería.

Además, no fueron pocas ni pequeñas las empresas que siguieron la estela de Valve, Activision Blizzard, Microsoft, Ubisoft e incluso la reciente Epic Games Store ofrecen descuentos dependiendo de tu región. El ejemplo de Valve y su incremento en ganancias ha llamado la atención y cada vez son más los que ven con buenos ojos ofrecer juegos más baratos para desalentar otras prácticas.

Argentina fue puesta como ejemplo de la victoria de los precios regionales.

De acuerdo a Valve, esto no solo ayuda al consumidor final sino a los desarrolladores ya que Steam es la plataforma que manejará todas las variantes de impuestos y conversión de monedas. La publicadora y la desarrolladora se libran de varios problemas al dejar su juego a cargo de Steam ya que será Valve quien proporcione la accesibilidad a muchos usuarios en naciones que no forman parte del mercado principal como Estados Unidos, Europa occidental y Japón.

Los contras y consecuencias

También hay matizar, claro, por más que nos guste no todo es color rosa. Un incremento en ventas no significa la desaparición de la piratería, Denuvo no es un software universal y la cultura del “no pago por derechos intelectuales” es algo que ha sido señalado por instituciones la Oficina de Comercio Exterior de Estados Unidos respecto a Latinoamérica, una de las regiones en su “lista negra”.

Además, hay que recordar que, aunque muchas desarrolladoras siguen los consejos de Valve, hay algunas que no lo hacen nunca y otras que solo lo hacen con algunos títulos por lo que la conversión no ha sido del todo exitosa con algunos estudios que prefieren mantener el valor de sus productos.

Electronic Arts le da espalda a los precios regionales.

Otro problema apareció cunado Valve reportó que algunas personas falsificaban sus documentos para aparentar que vivían en un país en el que no estaban para aprovechar los precios regionales y esto terminó por meter miedo a algunos estudios que subieron precios en varias naciones para evitar este tipo de estafa por algunos usuarios.

Y por último, el mayor problema de todos es que la economía ha empeorado en varios de estos países, sobre todo en Latinoamérica con crisis económicas tan prologadas que se han vuelto la normalidad. Es una lástima pero todo indica que si nuestras monedas siguen perdiendo valor es posible que Steam tenga que actualizar sus medidas para los precios regionales ya que nuestra inflación aumenta más rápido de lo que estos estudios comprenden.

Dicho esto, la mayoría de estos problemas no son realmente culpa de Valve y Steam sino que derivan problemas más profundos y más relacionados con la política de cada nación, un asunto en el que Valve no puede intervenir.

Nos quedamos con el ejemplo de Valve que ha llegado a otras plataformas y esperamos que estas medidas también lleguen a las consolas en donde los precios regionales con descuento brillan por su ausencia. Eventualmente Denuvo y los ecosistemas online acabarán con la piratería por completo y el camino que muchos gamer tomarán será el de la PC aprovechando precios regionales y el ecosistema de Xbox Game Pass y PlayStation Now, y todo gracias al ejemplo iniciado por Gabe Newell y compañía.