Sigue la temporada de rumores del nuevo Call of Duty, el período del año calendario en que filtraciones reales y ficticias buscan generar emoción por el estreno.

En este caso se trata de reportes con cierto grado de confiabilidad por parte de periodistas de la industrias. “Fuentes internas” dentro de Treyarch y Activision apuntan a que esta nueva edición enfrenta varios problemas.

Para el hoy periodista de Bloomberg, Jason Schreier, el nuevo Black Ops no aparecerá públicamente por un tiempo, dejando a los fans colgados por un vistazo del juego por razones no confirmadas.

Otras personalidades metidas en el campo de los rumores presentaron su opinión sobre el comentario de Schreier, apuntando sus armas en direcciones diferentes.

Según The Gaming Revolution, se da este retraso en anunciar el juego debido a que está anclado con un evento de Call of Duty: Warzone, el battle royale que es hoy por hoy el fenómeno social fuerte de la franquicia.

Con datos ocultos que conducen a pistas del nuevo juego, la idea que presenta este medio es que Activision se está guardando sus cartas para el momento en que el evento de Warzone llegue a su fin.

https://twitter.com/_TomHenderson_/status/1271198572906721280

Por otro lado, Tom Henderson, quien cubre informaciones de FPS recurrentemente, es más pesimista. Afirmando que sus mismas fuentes dentro de los estudios señalan que el juego es “un desastre”.

Hace énfasis en que el equipo tiene confianza en presentar un juego de calidad para finales de 2020, pero con el trabajo que han hecho en su desarrollo, no están ni cerca de donde deberían para las metas que tienen previstas.

Advertimos lo siguiente, toda esta cadena de informaciones y reportes son muy normales en este período para la serie Call of Duty. Con una dirección ya definida, es este tipo de filtraciones las que hacen la mejor campaña publicitaria para este juego.

Escribir un comentario