Fallece leyenda de DC Comics Dennis O’Neil

El mundo del comic se viste de luto con el fallecimiento del legendario Dennis O’Neil, una leyenda de DC Comics.

Rodeado de sus familiares y allegados, Dennis, “Denny” para los amigos, cerró los ojos por última vez el pasado 11 de junio. Tenía 81 años de edad.

Uno de los primeros maestros escritores en darle un impacto real a los personajes de cómic, Denny O’Neil es una de las piezas más importantes en forjar el universo DC para las generaciones futuras.

Provisto de una mentalidad revolucionaria, sus obras todavía resuenan entre los aficionados, al marcar un contacto con la realidad que la marca no tenía a finales de la década de los 60.

Comenzando como un chiste

A finales de los 60, su amigo Roy Thomas fue contratado como editor y guionista en Marvel Comics. Conociendo el talento de O’Neil para escribir, convenció a Stan Lee para que le diera una audición.

Stan fue convencido en su primer intento y lo puso en las manos de Thomas, para que escribiera los títulos que necesitaban una dirección nueva. Trabajando en Fantastic Four, Doctor Strange y X-Men antes de saltar de compañías.

No caería en DC inmediatamente, sino en la pequeña, y legendaria a su manera, Charlton Comics, que fue comprada por DC al poco tiempo, con todos sus empleados activos hasta el momento.

Un hippie en plena forma, O’Neil no encajaba con el estilo corporativo de DC de aquellos tiempos, pero esa era la razón por la cual necesitaban a los escritores de su generación. El cambio llegaba a DC Comics.

Green Lantern, Green Arrow y Batman 

Los aportes más recordados de Denny vinieron en este período, al aportar un contacto con la realidad que los héroes disfrazados de la marca azul no tenían.

Tras discretos pasos por Wonder Woman y Justice League of America, tomó las riendas de la nueva versión de The Brave and The Bold. Una agresiva reconstrucción de dos personajes, Green Lantern y Green Arrow.

Unidos por un sentido de la justicia pero divididos por su forma de pensar, Hal Jordan y Oliver Queen trajeron un intercambio ideológico muy conectado con los movimientos sociales de Estados Unidos.

Con Green Lantern siendo más respetuoso de las autoridades y condenando manifestantes, Arrow lo llevó a lo más profundo del tema a que conociera las dificultades de personas de color y demás marginados sociales.

En contraste, el dúo descubre lo que ocurre al ir al otro lado de la cerca, con el controversial cómic de Speedy, compañero de Green Arrow, siendo descubierto como adicto a la heroína.

Con las ventas en lo más alto, DC lo envió a tomar las riendas de Batman. Necesitado de un concepto fresco, Denny lo llevó de vuelta a sus raíces, retomando la naturaleza detectivesca del héroe.

Batman tomaba una perspectiva más oscura, pero sin perder el colorido estilo de la era de los 60, buscando que ese balance hiciera a los fans del show leer los cómics. Pero un acto marcaría su participación como ningún otro.

Batman: Death in the Family fue la obra que presentó la muerte de Robin. Jason Todd, el segundo en usar el nombre, sería brutalmente asesinado por Joker, llevándolo al punto de ser denunciado en las calles de Nueva York.

Denny se mantendría activo como escritor hasta los 80, donde volvería a Marvel como editor por seis años, antes de retornar a DC Comics. Saltando además a la enseñanza en The School of Visual Arts de Nueva York en los 90.

La leyenda del cómic se despide hoy con un legado intachable que ha servido para comprender que los personajes pueden ser más conocidos que muchos otros del mundo del entretenimiento. Como el mismo decía, “todo el mundo sabe quienes son Batman y Robin”.

chevron_left
chevron_right

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo
Web