10 momentos emblemáticos de Hayao Miyazaki y Studio Ghibli

Hayao Miyazaki es una de las figuras más emblemáticas del mundo del anime, siendo conocido tanto en Oriente como Occidente como el director y el rostro de Studio Ghibli.

Su ética laboral, su personalidad estricta y su capacidad para crear mundos repletos de fantasía y acción son su marca en la industria. Sin embargo, siempre es bueno conocer al hombre a través de sus anécdotas, aquellas que no solo lo complementan sino que nos dan una imagen de 360 grados de quién es y lo que ha hecho por la industria.

Prepárate para conocer un poco más de Ghibli y Miyazaki, en esta recopilación de las mejores historias que podrías conseguir del director de tus películas animadas favoritas.

Crunch time de Ghibli

Las películas de Ghibli eran conocidas por la precisión de su publicación, siendo anunciado un nuevo proyecto en diciembre y saliendo en estreno dos años más tarde en julio, la época en que todas las escuelas de Japón se encuentran de vacaciones.

Siendo la máquina bien aceitada que es Ghibli, todos asumimos que el ritmo es normal, pero la verdad es que es un esfuerzo sobrehumano de parte de los empleados, quienes gracias a que Hayao nunca tiene claro el final de las cintas, se ven obligados a trabajar contrarreloj.

Lo más interesante de esto es que los mismos empleados hacen hasta lo imposible por cumplir con el director hasta llegar al punto de violar las leyes laborales de Japón, trabajando un número ilegal de horas para terminar la película.

Cuando se ordena a los animadores que se vayan a casa a dormir y descansar un poco, estos fingen irse para luego volver a sus escritorios, mientras que el equipo de apoyo a la producción se quedan las mismas horas, tengan o no trabajo que hacer, para apoyar a los animadores.

Una adaptación diferente de El castillo ambulante

‘El castillo ambulante’ o ‘Howl’s Moving Castle’, es una de las películas más famosas del estudio Ghibli y está basada en la novela homónima de escritora británica, Diana Wynne Jones.

Lo que muchos no saben, es que la novela y la película son muy diferentes, si bien poseen los mismos personajes, Miyazaki les dio un giro para dar su propio mensaje en contra de la guerra entre Estados Unidos e Irak, y aunque la autora original llegó a decir que disfrutó de la película, muchos dicen que se vio obligada a decirlo, ya que Miyazaki voló hasta Inglaterra para darle una vista previa de la cinta antes de su estreno global.

Los Óscares y El viaje de Chihiro

‘El viaje de Chihiro’ es por mucho la película más conocida de Miyazaki en Occidente, no es por nada que en el 2002 se llevara el premio Óscar como mejor película de animación, pero el director no estuvo presente para aceptar el reconocimiento.

6 años después, Miyazaki reveló que no fue a la premiación en forma de protesta, en contra de la guerra entre Estados Unidos e Irak, la misma que lo llevó a crear su versión de ‘El castillo ambulante’.

Es hora de retirarme

Uno de los anuncios más recurrentes y que ha puesto nervioso a todo el equipo de Studio Ghibli a lo largo de los años, es el retiro de Hayao Miyazaki, quien no desaprovecha una oportunidad para mencionarlo después de cada película en los últimos años.

Su productor y cofundador del estudio, Toshio Suzuki, ha sido el responsable en numerosas ocasiones de hacer el anuncio, sin embargo, el director siempre regresa para realizar lo que será su “última película” eventualmente.

Cada vez que el anuncio ocurre el equipo enloquece, sin un sucesor directo y con toda la responsabilidad de la compañía en Suzuki, todos se ven aprietos, pero según el productor, eventualmente Miyazaki vuelve, y una prueba es que ahorita se encuentra realizando su “última película” por quinta vez consecutiva y que le tomará 3 años más en terminar.

El día que Harvey Weinstein recibió una katana como advertencia

Antes de que Harvey Weinstein fuese declarado culpable por los delitos de violación a mujeres del mundo de Hollywood, era uno de los productores de cine más reconocidos del medio.

Su fama de cortar las cintas que eran enviadas a su escritorio lo precedía, pero Miyazaki, quien ya tenía experiencia con Disney al enviar ‘Nausicaä del valle del Viento’ y presenciar el terrible resultado del corte que realizó, sabía de antemano lo que se podía esperar de Weinstein.

Se dice que en su momento, el director envió una Katana como una amenaza para dar una advertencia al productor, está llegó con una nota que decía “zero cuts” o “cero cortes” que, a pesar de la rabieta del delincuente sexual, parece haber surtido efecto, ya que en lugar de los 90 minutos que él quería publicar, la película se estrenó con las dos horas creadas por Miyazaki.

Años después, Toshio Suzuki reveló que este mensaje lo envió él sin decirle nada al director, algo que Hayao agradeció con una sonrisa ante la increíble historia de cómo amenazaron al estadounidense y se salieron con la suya.

Parque temático de Studio Ghibli

Aunque el parque temático de Studio Ghibli aún se encuentra en construcción, las anécdotas de cómo se está llevando a cabo ya hablan sobre el trato que mantienen Miyazaki y su hijo Goro en el proyecto y no parecen muy alentadoras.

Goro Miyazaki es el heredero, en teoría, del aclamado director. Sin embargo, tras encargarse de películas como ‘Cuentos de Terramar’ para el estudio, su padre lo ha desaprobado en numerosas ocasiones públicamente.

Con un título de paisajista y colaborando en la compañía en otras áreas, una gran oportunidad se presentó para estar a cargo de la construcción del parque temático, sobre todo en estos momentos que su padre se encuentra ocupado con su próxima película.

Aunque todo parece resuelto, según la esposa de Miyazaki, la animadora Akemi Miyazaki, padre e hijo no han parado de tener altercados desde el inicio del proyecto, ya que Hayao se rehúsa a dejar de controlar cada aspecto del parque, a pesar del poco tiempo que tiene a diario.

Toshio Suzuki: el hombre que empuja a la leyenda

Al hablar de Hayao Miyazaki y Studio Ghibl, es obligatorio hablar de Toshio Suzuki, el hombre que está detrás de bastidores apagando los incendios y haciendo que la marca sobreviva a través del tiempo.

Entre las mejores anécdotas de él con el director están como lo convenció de vender los derechos del estudio a los servicios de streaming Netflix y HBO Max, un concepto que el director de 79 años no comprende al no saber utilizar ni un teléfono inteligente.

A pesar de que no entiende de tecnología, Miyazaki entiende el valor del dinero, sobre todo cuando está haciendo una película con un minuto finalizado al mes que consume recursos, mientras más se extiende el plazo de estreno.

Con la promesa de que al vender las licencias cubrirían todos los gastos de la cinta e incluso un poco más, el director se limitó a decir “Bueno, entonces no hay nada que pueda hacer”, accediendo a la propuesta de Suzuki.

Trabajo en incertidumbre

Muchos creen conocer el estrés y la incertidumbre laboral hasta que trabajan con Hayao Miyazaki, cuya forma de hacer películas y el trato que tiene con sus empleados es peculiar.

Según el director, las personas solo hacen un buen trabajo cuando se enfrentan a la posibilidad real del fracaso y sus consecuencias, llevándolo en numerosas ocasiones a sugerir el cierre del estudio y que se despida a todo el personal.

Esta presión no ha sido todo el tiempo solo una amenaza, en ocasiones hace que despidan a todo el equipo con la idea de que, si vuelven a ser contratados, la experiencia los hará mejores artistas para su próxima película.

Un trauma y una película

‘La tumba de las luciérnagas’ y ‘Mi vecino Totoro’ comparten algo más que el estudio detrás de su realización, y es que ambas se estrenaron en una función doble el 16 de abril de 1988, como parte de uno de los eventos de la semana dorada de Japón más esperados.

Padres e hijos asistieron a lo que creían sería una doble ración de los mundos mágicos de Ghibli, pero descubrieron que, lejos de encontrarse con esa fantasía, presenciaron una de las películas más gráficas y fuertes del estudio, dirigido a un público adulto y que finalizó con el alegre Totoro.

Aunque en la actualidad se dice que este movimiento se hizo para mostrar los dos lados de una moneda, siendo la cruel realidad de la guerra y lo importante de cultivar una conciencia ambientalista, en la realidad el estudio temía que Totoro fracasara, por lo que lo incluyeron la función de ‘La tumba de las luciérnagas’.

Vamos a picar madera

Cada director tiene una forma distintiva de su proceso de creación y en el caso de Miyazaki los storyboards o econte, son realizados por un método de 5 pasos que van del punto A al E.

Arriba comentamos lo que tienen que hacer los animadores una vez tienen el final del director, pero antes de eso hay un momento de calma tensa, donde Miyazaki no sabe como terminará la historia y retrasa su resolución cortando madera.

Así es, la actividad favorita para despejarse de una de las mentes creativas más brillantes de nuestros tiempos, es ir a cortar leña para la calefacción del estudio y la única persona que lo puede devolver al trabajo, no es otro que Toshio Suzuki.

Un padre estricto, un soñador que desprecia la guerra, ama la naturaleza y es excéntrico hasta la médula, todos son rasgos que verás en cada una de las anécdotas que envuelven al director del estudio de animación japonés más reconocido de Oriente a Occidente.

Es por esto que antes de despedirnos nos gustaría dejar uno de sus pensamientos directos, la frase que envuelve el mundo que siempre ha querido mostrarnos a través de sus cintas y que nadie debería olvidar al disfrutar de sus creaciones.

El mundo es profundo, está lleno de significados y es hermoso. Ustedes, niños, son afortunados de haber nacido en este mundo… Aunque el mundo está plagado de muchos problemas aparentemente insolubles, como la explotación de la población y las perturbaciones ambientales, espero que aun así sea algo maravilloso de vivir.

chevron_left
chevron_right

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario
Nombre
Correo
Web