La controversia no se detiene en Twitch, al anunciarse una postura oficial de parte de la compañía en torno al acoso sexual.

El CEO de la plataforma, Emmet Shear, publicó un correo electrónico en sus redes sociales donde develó numerosas acusaciones de acoso sufrido por streamers. Afirmando que estas experiencias fueron compartidas por usuarias con su consentimiento, Shear declaró su compromiso en contra del acoso.

Pero más allá de este nivel declarativo, las acciones directas que emprenderá Twitch están aún en el aire. Esta publicación se dio en respuesta a las acusaciones de espectadores y aficionados de que la plataforma hace poco por evitar estas situaciones.

Una voz con mayor potencia se ha unido a estas acusaciones. Devin Nash, otrora CEO de Counter Logic Gaming, utilizó su stream para exigir la dimisión de Shear como director principal.

En su opinión, Shear no está calificado para enfrentar las situaciones que atraviesan los streamers hoy en día, especialmente después de la declaración que emitiera en sus redes sociales.

Considerandola como una declaración estándar de publicista, sin peso real ni acciones específicas, expone la incapacidad del CEO para el rol de dirigir la compañía. Sumando además las múltiples posturas de sus vicepresidentes.

Nash mostró tweets donde los directivos de Twitch declararon que Shear no había puesto atención a sus quejas con respecto al trato discriminatorio y acoso sexual que campea por la plataforma.

Pidiendo además que Amazon destituya a Shear por incompetente en caso de que no quiera renunciar, la salida del dirigente es el núcleo de la cuestión.

Una acción difícil de tomar para Twitch, considerando que Emmet Shear es cofundador de la plataforma, cuando se llamó JustinTV, y fue quien dirigió su transformación tras su compra por parte de Amazon.

Tristemente para Nash, no es factible que esto ocurra con una simple protesta.