La industria del gaming se sigue manchando con escándalos internos que han estallado en redes sociales. La poderosa Ubisoft respondió ante su situación interna.

Para los no informados, el director creativo Ashraf Ismail fue acusado de cometer abusos sexuales a empleadas de la compañía, utilizando su posición de autoridad. Tras indagar internamente, Ismail presentó su renuncia.

Quien fuera el director creativo de Assassin’s Creed: Valhalla, Origins y Black Flag, anunció oficialmente su salida de la compañía a través de su ya borrada cuenta de Twitter, citando “razones personales”.

“Dejo mi puesto en el querido proyecto para afrontar como es debido los problemas personales de mi vida. Las vidas de mi familia y la mía propia están destrozadas. Lo siento mucho por todos los afectados.

 

Si tu listón está tan bajo, tienes que mirarte a ti mismo. El abuso emocional, especialmente cuando viene de alguien a quien admiras, es extremadamente dañino. Si alguien tiene por rutina buscar compañeras que son 8-18 años más jóvenes y fans de su trabajo, esa persona está buscando gente de quien aprovecharse. Están abusando de su posición de poder. No es violación, pero eso no significa que esté bien”.

Esencialmente, Ashraf Ismail confiesa haber utilizado su posición como director creativo de la franquicia más grande Ubisoft para obtener “favores” del personal femenino de su preferencia.

Ubisoft regala 4 juegos y varios trials por la cuarentena

Aunque aplica la minimización de que “no es violación” en su comunicado, la realidad es que es un abusador sexual confeso y puede empezar a cuestionarse su salida de Ubisoft.

Ubisoft habla

Ante la situación, Ubisoft publicó hoy un comunicado oficial en el que expresaron su postura ante las acusaciones, que incluyen a más miembros del staff de la compañía.

Disculpandose por su falta de acción, anunciaron una investigación coordinada con una firma externa, especializada en casos de esta índole. Esto da esperanzas de que los culpables de estos actos aparezcan y sean puestos a derecho.