PlayStation 4 cerrará con broche de oro como una de las mejores generaciones de Sony, gracias a sus múltiples presentaciones exitosas y a una alineación increíble basada en títulos exclusivos, aquellos que remarcaron su liderazgo por encima de la competencia.

Pero PlayStation 4 no es totalmente perfecto, ya que pese a convertirse en un dispositivo ejemplar, igualmente tropezó varias veces en el camino, por lo que en PlayerOne repasamos todo lo que esperamos que no se repita en la próxima generación de consolas.

Ausencia de juego cruzado

Para nadie es un secreto que esta es una modalidad muy solicitada durante generaciones, permitiendo a los usuarios jugar con sus amigos indiferentemente del dispositivo, un punto que bien podría acabar de una vez con la guerra entre diferentes consolas.

En este punto, nadie se muestra en contra del juego multiplataforma, ya que es tan simple como permitir a tus usuarios jugar con sus amigos en otros dispositivos, algo con lo que Sony parece no estar del todo de acuerdo, dando como resultado uno de los peores errores de esta generación.

Su postura salió a relucir a mitad del ciclo de vida de PlayStation 4, desconcertando a todos sus jugadores, ya que durante mucho tiempo se mostraron dispuestos a hacerlo, siempre y cuando no se les permitiera a sus fanáticos jugar con la competencia.

Posiblemente, fuera el punto que cambió el pensamiento de este gigante, ya que Xbox tomó cartas en el asunto e hizo su propia jugada, igualmente Nintendo, mientras que Sony se sentaba en la banca excluyendo de este sistema a todos sus jugadores.

En este punto no hay excusa realmente válida, ya que incluso los desarrolladores hablaron directamente con la compañía, proponiendo ideas para implementar el juego cruzado, pero su negatividad le asestó a PlayStation 4 uno de los peores golpes de toda la generación.

Problemas de retrocompatibilidad

Algo que siempre admiramos de Sony era la posibilidad de generación tras generación, jugar nuestros videojuegos de anteriores consolas, pero PS4 no solo no permitía esto, sino que encima comenzó a vender estos clásicos en su PlayStation Store.

Esta situación cambió cuando Jim Ryan hizo comentarios inauditos sobre la PlayStation original, afirmando que sus juegos eran tan anticuados que nadie querría jugarlos –ignorando totalmente que fueron estos los que los pusieron dentro del mapa–.

Claramente, sabemos que esto no es así, pero sus afirmaciones no solamente generaron disgusto entre todos los jugadores, sino que también llevaron a Sony Entertainment a tomar una de las peores decisiones en su paso por esta industria.

En este punto el daño ya estaba hecho, ocasionando que el gigante dejará de guardar las compras pasadas de sus jugadores, además de que les pedía que echaran un vistazo al pasado y al presente para darse cuenta de lo “aburridos” que son estos videojuegos.

Afortunadamente el tiempo hizo que Sony recapacitara, pero el único paso que vimos en la dirección correcta fue PS Now, donde los jugadores obtienen acceso a juegos de PS2, todos disponibles para comprar y jugar en la tienda oficial de la marca.

No obstante, esto es muy alejado de la retrocompatibilidad de sus anteriores consolas, ya que no solo nos ofrece una gama limitada de títulos, sino que además les pone muy altos costos y sin mencionar que no hay nada relacionado a PS3 o PS Oneaquella que marcó su inicio en la industria de los videojuegos–.

Potencial desperdiciado del PlayStation VR

Para nadie es secreto que PlayStation 4 es la consola más grande del mercado en la actual generación, gracias a su extenso catálogo de exclusivos, a una larga cantidad de títulos de terceros y a una fuerte alineación de estudios desarrolladores.

Pero uno de los errores más graves que cometió el gigante del entretenimiento vino en forma del PlayStation VR, dañando la viabilidad de este sistema y la confianza de sus compradores, a pesar de que se trata de una de las apuestas más grandes de la industria del videojuego.

Analista Hideki Yasuda mantiene que Sony venderá 6 millones de PS5 en este año fiscal

Sus primeros meses en la industria dieron mucho de qué hablar, una tecnología que pintaba que se convertiría en el futuro de los videojuegos, ofreciendo títulos emocionantes a sus jugadores a cambio de unos cuantos mareos, pero actualmente no contamos con ningún proyecto notable en desarrollo para este sistema.

Aunque bien sabemos que PS VR 2 se encuentra a las puertas de su llegada, por lo que todavía existe la posibilidad de que el gigante del entretenimiento apueste por esta tecnología, especialmente cuandoHalf-Life: Alyx’ demostró el camino a seguir por todos los desarrolladores.

Sony abandona su nicho en Japón

Podría decirse que Japón es la clave de la victoria de Sony sobre Microsoft, ya que desde siempre mantuvo el apoyo de esta industria y de sus fanáticos, desde el nacimiento de sagas como ‘Dragon Quest’, Final Fantasy’ e incluso ‘Monster Hunter’.

Cada uno de ellos con su propio lanzamiento en la actual generación, haciendo que PlayStation 4 subiera rápidamente sus cifras en comparación a su competidora, debido a la cantidad de exclusivos que se estrenaron inicialmente en Japón.

Hablamos del mercado de terceros más grande del mundo, cuyo dominio de Sony pasó a arrebatársele por parte de Nintendo y su consola híbrida, llamando más la atención por tratarse de un dispositivo portátil y asequible para todos los jugadores.

Es difícil decir lo que hizo mal Sony o qué hizo Nintendo para acabar con el reinado de PlayStation 4 en Japón, pero el hecho de que el estudio se muestre reacio a desarrollar más franquicias exclusivas de este mercado, probablemente terminará perjudicándole de cara al futuro.

Sobre todo si tenemos en cuenta la alianza de Microsoft con SEGA, algo que muchos dicen que resultaría en una mayor comercialización de Xbox Series X en Japón, por lo que probablemente atestiguaremos una batalla reñida en la próxima generación de consolas.

Características desperdiciadas dentro del mando

DualShock 4 implementó funciones nunca antes vistas por los fanáticos, pero igualmente contó con características desperdiciadas y que simplemente se traducen en un consumo innecesario en la batería del mando de PlayStation 4.

Hablamos principalmente de la luz en la parte frontal del controlador, aquella que cambiaba según las diferentes funciones del videojuego, algo que nunca sirvió para algo más que para agotar rápidamente la batería del DualShock 4.

Otro de estos aspectos podría decirse que es el panel táctil del mando, uno demasiado pequeño para tener una función útil y demasiado grande para ocupar espacio, por lo que es fácil notar por qué es una de las fallas del diseño de su controlador.

Conclusión

Afortunadamente, parece que el gigante del entretenimiento aprendió de estos errores, presentando elementos innovadores en el DualSense, cuyas funciones permitirán –al menos en teoría—una mayor inmersión de juego para sus fanáticos.

Pero previmos otro error de cara al lanzamiento de PlayStation 5 y esa es la muerte prematura de su actual consola, ya que Sony confirmó que sus exclusivas dejarían de lado al PlayStation 4 para centrarse en su próxima generación de consolas.

Es obvio que la PlayStation 5 no estará falta de errores, pero esperamos que ninguno sea tan grave como los que acabamos de mencionar, incluyendo el potencial desperdiciado de PS VR o el consumo innecesario de batería en el DualSense, así como la ausencia de juego cruzado, títulos de nicho y problemas de retrocompatibilidad.