Las investigaciones que se llevan a cabo sobre los trabajadores de Ubisoft supuestamente involucrados en malas conductas, acoso sexual y comentarios homofóbicos continúan con más fuerza esta semana.

En esta oportunidad llega la noticia de que los supuestos involucrados en estos delitos, Tommy Francois, vicepresidente de la editorial con sede en París y Máxime Beland, vicepresidente de redacción de la oficina de Toronto, les fue concedida una licencia administrativa mientras dura la investigación, la cual consiste en una suspensión de sus funciones de forma temporal hasta que finalice la averiguación.

Ambos son altos ejecutivos de la empresa, cuya posición en el mercado esta sólidamente posicionada con títulos emblemáticos como ‘Assassin’s Creed‘ y ‘Just Dance’ entre tantos otros y que en esta hora se ve penosamente salpicada por la supuesta conducta indecorosa de algunos de sus miembros.

Así lo ha publicado el portal Bloomberg quienes citaron que fuentes anónimas estrechamente ligadas a la compañía han asegurado que a ambos ejecutivos les fue concedida lo que ellos denominan una licencia administrativa que se entiende como una suspensión de sus actividades mientras son investigados, pues sobre ambos pesan al menos tres reclamos relacionados con conductas indecorosas.

El portal indicó que al entrevistar a un miembro de Ubisoft sobre el asunto, este manifestó que los reclamantes están divididos entre personas anónimas dentro de la misma compañía y otros plenamente identificados pero que no podía dar más detalles porque se encontraban bajo investigación.

En la mira por conductas inapropiadas

Hace dos días fue noticia que varios trabajadores de Ubisoft se unieron para denunciar públicamente casos de acoso sexual y comentarios homofóbicos contra ambos directivos lo que originó severas criticas contra Ubisoft por su incapacidad para tomar medidas efectivas para frenar estos abusos.

Ante esta situación, la compañía tomó la drástica medida mientras que Bloomberg informó también que en la red interna de los empleados de la empresa, han aparecido mensajes donde alientan al resto de los trabajadores a no quedarse callados y que denuncien los abusos de que han sido objeto.

Solo resta esperar el resultado de las investigaciones y que se tomen las medidas correctivas para que todos los trabajadores puedan considerar sus lugares de trabajo libre de todo tipo de hostigamientos que impacten en sus estados anímicos.