La modalidad de juego en streaming promete convertirse en el futuro de esta industria, por lo que el PlayerOne hablaremos sobre lo que sucedería de cara a los próximos años, gracias a la innovación de múltiples compañías alrededor de esta tecnología.

Si bien es difícil saber si prosperará o si se quedará en baúl, ya tenemos proyectos como PS Now, Google Stadia, Project xCloud y NVIDIA GeForce Now que prevén un brillante futuro para el juego en streaming, pero, ¿cómo afectará a la industria?

La desaparición del hardware en los videojuegos

En este punto queda claro que todos aspiran crear el Netflix de los videojuegos, por lo que se trata de una carrera para ver quien se convertirá en el catálogo por excelencia de los jugadores, dejando de lado el hardware y brindando acceso desde cualquier dispositivo.

Básicamente, es el próximo gran paso a completar dentro de la industria y muchos estudios comienzan a apostar por esta tecnología, por lo que los mismo analistas que predijeron que dentro de dos años no existirán lanzamientos físicos de videojuegos.

También afirman que el siguiente paso lógico sería el eliminar a las propias consolas y dar al jugador una forma de acceder a los videojuegos en cualquier momento, en todo lugar y desde cualquiera de sus dispositivos, ya sea desde su móvil, su tablet u ordenador.

Digitalización de la industria

Es por esto que se piensa que es una apuesta de cara al futuro, por lo que compañías como el gigante del hardware NVIDIA, hacen sus pruebas con GeForce Now, así como Microsoft con Project xCloud y Sony con PlayStation Now, cada uno optando por caminos diferentes que llevan a un mismo destino.

Pero si algo tienen en común y que no importa a quién le preguntes, es que el juego en streaming no supera a la potencia de las consolas… al menos por ahora, ya que no solo Phil Spencer aclaró que desea que sus jugadores jueguen donde quieran y en el momento que deseen, desde cualquier plataforma.

También el mismo Director Financiero de Sony, Horiki Totoki, uno de los veteranos de la industria del videojuego, quien afirmó sin tapujos que el cloud gaming es la más grande amenaza que alguna vez se encontraron las consolas y dio límite hasta el 2023 para que veamos de lo que es capaz esta tecnología.

Analistas debaten sobre el futuro de los videojuegos tras el COVID-19

¿Qué tiene que ver el 5G en todo esto?

El juego en streaming o cloud gaming pasaría a ser la mejor alternativa para las consolas, aunque todavía quedan muchos años para que eso sea una solución viable para los jugadores, al menos hasta que el 5G pase a formar parte de la vida diaria de las personas.

Debido a que los servidores de Stadia, GeForce Now e incluso xCloud no se encuentran al alcance de todos, lo que se traduce en una latencia que hace imposible jugar como lo harías en tu consola, cosa que muchos esperan que cambie con la llegada de la conectividad 5G.

Se trata de un avance tecnológico que cambiará para siempre la vida del internauta como la conocemos y que traerá consigo un sinfín de avances tecnológicos en todo el mundo, incluyendo el streaming de videojuegos.

Básicamente, el 5G llegará para solucionar todos los problemas del cloud gaming y aunque en un principio se implementaría a partir de este año, probablemente no pasará mucho antes de ver los primeros resultados de pruebas con juego en streaming.

¿Fin del reinado de las consolas?

Si bien las consolas nunca desaparecerán del todo, sí que notaríamos un duro declive en su demanda, independientemente de qué compañía estemos hablando y cuando eso suceda, notaremos cómo se expande la propuesta de juego en streaming.

De hecho, algunos analistas creen que el auge por el hardware se mantendría hasta el próximo ciclo de vida, es decir, el final de la siguiente generación de consolas, pero a ciencia cierta es difícil saber si el cloud gaming pasará a tomar la batuta de la industria, tal como predijeron varios de los altos mandos de Sony, Microsoft e incluso Nintendo.