La espera de los fans de Left 4 Dead ha sido tan larga, que incluso el más reciente anuncio de Turtle Rock Studios ha quedado en el olvido.

Fue en marzo de 2019 que la compañía anunció el proyecto Back 4 Blood, un nuevo shooter de zombies cooperativo y competitivo que traería la acción y emoción de generaciones pasadas a la actualidad.

Esa era al menos la intención del estudio, pero se han encontrado con un escenario muy diferente en el mundo del gaming y el entretenimiento. Incluso más allá del escenario global de pandemia.

Los zombies ya no son el concepto que fueron en los tiempos de Left 4 Dead, The Walking Dead ya no es la serie que fue y una gran cantidad de juegos han encontrado mejores opciones para usar a sus muertos vivos.

Esperanza para los muertos

Apelar a la nostalgia directa puede ser la jugada a la que apuesta Turtle Rock con este título, pero estamos lejos de saberlo con la poca información presentada.

Un tweet mostró lo que sería Hope, una fortaleza que nos daría a entender que es un escenario del juego, o un simple chiste del estudio para “mantener las esperanzas”. En todo caso, esto le ha dado vida a los fans de L4D como si fueran zombies.

Salvo colaboraciones con otros títulos, el que fuera el juego dominante de reuniones de la generación de PlayStation 3 y Xbox 360, es una capsula de tiempo para un período muy dejado atrás.

Por otro lado, Back 4 Blood cuenta con el respaldo de WB Games, una compañía que no suele jugarsela por proyectos abandonados, así que hay posibilidades serias de ver este juego en el futuro.

Lo triste es que vendrá a una era marcada por implementación de sistemas de monetización excesivos que pueden espantar o, aún peor, hacer víctimas de jugadores incautos que quieren revivir viejas glorias.

Escribir un comentario