Final Fantasy VII Remake fue uno de los estrenos más impactantes de este año, a pesar de las dificultades para la industria.

A pesar de ser un exclusivo de PlayStation 4 (por un año), la comunidad en pleno le dio una valoración positiva al juego en términos generales, a pesar de tener problemas con varios detalles.

Con la interrogante de que será lo que traerá la segunda parte de este juego, se da la difícil noticia de que hay un retraso en la producción debido a nuevas medidas de trabajo remoto en Square Enix.

Como hemos mencionado en múltiples oportunidades, el tratamiento de la pandemia en Japón ha tenido situaciones delicadas que han afectado el reinicio de actividades. Ante el temor de desatar más contagios, el trabajo remoto ha sido extendido.

Aunque esto afecta la producción en todos los niveles, Yoshinori Kitase y Naoki Hamaguchi expresaron en una entrevista a The Guardian que esto no tendrá mayores repercusiones en el producto final.

“En estos momentos, el equipo está desarrollando nuestro siguiente juego a través de trabajo remoto. Nuestro desempeño caerá por debajo del 100% temporalmente debido a esto, pero no creemos que tendrá un impacto a largo plazo.

 

Esperamos sinceramente que Final Fantasy VII Remake pueda ofrecer un alivio a las personas que viven bajo el estrés de vivir una cuarentena en estos difíciles tiempos”.

Una visión bastante positiva de lo que desea Square Enix con su obra más reciente. Considerando las expectativas que hay con los siguientes episodios de este juego, el límite es el cielo.

Probablemente el tema más importante de esta obra está en su mismo título, “Remake”. En lugar de ser una reedición exacta de la legendaria historia de la PlayStation original, se trata de una visión en la que las cosas pueden cambiar.

Este acto ha desatado múltiples controversias, pero la idea de que ahora no se sabe que esperar mantiene a los jugadores al filo del asiento, a la espera de su segunda parte.

Escribir un comentario