Hace algunos días se dio a conocer que Maxime Béland, vicepresidente del departamento editorial de Ubisoft había sido acusado de agredir a una empleada del estudio francés. Ahora sabemos que Béland decidió renunciar a su cargo y de todas sus atribuciones dentro de uno de los estudios más importantes de la industria de los videojuegos.

La oleada de acusaciones contra varios ejecutivos de Ubisoft sacudió a la industria en un momento en el que ningún acto de este tipo está siendo tolerado. La semana pasada Ubisoft emitió un comunicado en el que expresó que se comprometía con hacer cambios fundamentales en su estructura que lo hiciera un ambiente laboral mucho mejor para sus empleados.

“Maxime Béland, vicepresidente editorial, renunció a su cargo en Ubisoft con efecto inmediato. A pesar de su renuncia, continuamos investigando las acusaciones hechas en su contra. Además, a partir de ayer, Tommy Francois, vicepresidente de editorial y servicios creativos, fue puesto en licencia disciplinaria en espera del resultado de una investigación. Otro individuo en nuestro estudio de Toronto fue despedido por participar en comportamientos que no se alinean con lo que se espera de los empleados de Ubisoft. Otras investigaciones están en curso y se llevarán acabo rigurosamente”.

Unas acusaciones de larga data

Estas acusaciones en contra de Béland datan del 2014, fecha en la que se celebró el lanzamiento de ‘Far Cry 4‘ y el estudio tuvo una fiesta en la que el ejecutivo agredió a la empleada. Otros empleados del estudio también comentaron que el comportamiento de Béland fue inapropiado con ellos, pero que la jefa de recursos humanos estaba casada con él.

Se espera que Yves Guillemot, CEO de Ubisoft siga tomando medidas de este tipo para poder mantener la reputación del estudio que dentro de pocos días celebrará su esperado evento digital “Ubisoft Forward”.