La segunda temporada de Re:Zero acaba de salir del horno y no podemos estar más emocionados. Tanto el manga y el anime de Re:Zero (el título completo de esta saga es: Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu) adaptan la serie de novelas ligeras escritas por Tappei Nagatsuki e ilustradas por Shinichirou Otsuka.

En líneas generales, se puede resumir su argumento de la siguiente manera. Un día, de la mismísima nada, Subaru Natsuki es transportado a un reino mágico (Reino de Luganica) en el cual, descubre que no puede morir. Pero no porque posea algún tipo de invulnerabilidad, o tenga alguna especie de poder de regenerativo. No, nada más alejado de la realidad. Simple y llanamente, regresa de la muerte

En ese mundo mágico Subaru descubre que tiene una habilidad llamada El Regreso de la Muerte. Esta habilidad imita a los videojuegos, dependiendo de su último punto de guardado, cuando muera, regresará en el tiempo a ese momento y lugar. Incluso en el Reino de Lugánica, la habilidad de Subaru parece ser única. Pues, cada vez que Subaru intenta hablar de lo que le sucede con alguien, una mano negra le aprieta el corazón y lo amenaza con matarlo.

Subaru es un joven de 18 años que proviene del Japón moderno, por un momento, pongámonos en sus zapatos. Supongamos que un día, te atropella un autobús, sabes que moriste y después de la conmoción inicial puedes reiniciar el peor día de tu vida. En ese momento, caes en cuenta, puedes acabar con todo en un instante y volver a reiniciar de cero.

Japón y el suicidio

Ahora sí, sigamos con un poco de contexto. Quizás lo sepan, o no, pero Japón tiene una tasa de suicidio muy elevada en comparación con otras naciones del mundo. En el 2006 el país del sol naciente ocupaba el noveno puesto en las listas de la OMS que miden esta clase problemas.

En cuanto al aspecto cultural, no se puede dejar de lado que la actitud de la sociedad japonesa hacia el suicidio se puede catalogar, a falta de mejor palabra, como “tolerante”. Para los japoneses en muchas ocasiones el suicidio es visto como una acción moralmente responsable.

No olvidemos que los japoneses tiene la figura ritual de Harakiri. Que es, en resumen, un ritual de suicidio por desentrañamiento. Este ritual forma parte del código ético de los samuráis y se realizaba de forma voluntaria para morir bajo tus propios términos y preservar tu honor. Recientemente, en el 2007, el ministro del gabinete Toshikatsu Matsuoka, estaba siendo investigado por un escándalo en los gastos. Tras las acusaciones se suicidó en mayo de ese año. Sobre el hecho, el gobernador de Tokio, Shintaro Ishihara, dijo que su colega fue “verdadero samurái” por preservar su honor.

En resumen, se puede decir que los japoneses no ven el suicidio como lo vemos nosotros en Occidente, como un tabú, como un pecado, como un acto de cobardía. Bajo ese contexto, no es extraño que surja una obra como Re:ZERO una obra que, desde su primer capítulo, presenta la muerte o el suicidio como una oportunidad de reiniciar.

La muerte y Re:ZERO

Apenas Subaru cae en cuenta de que posee esta habilidad, como ya lo mencionamos, comienza a ver su muerte como la vemos en los videojuegos, como algo molesto que eventualmente iba a pasar. Después de un rato, Subaru aprende a ver la muerte como parte del proceso de aprendizaje sobre su estadía en este nuevo mundo. Este proceso ocurre durante el primer arco de la primera temporada del anime. Ahí vemos cómo Subaru enfrenta su nueva realidad, al mismo tiempo que va entendiendo  su nueva habilidad y acepta qué papel va a jugar en este mundo.

Sin embargo, es durante el segundo arco, cuando ya está en la mansión de Roswaal, que Subaru busca activamente la muerte, es la primera vez que se suicida. En esta oportunidad, lo hace como un sacrificio, porque sabe que está es la única forma de regresar el tiempo y salvar a Rem de la muerte. Es una escena triste y dolorosa.

El momento en el que Subaru salta no se muestra como el típico sacrificio que hemos visto tantas veces en otros animes. La atmósfera es pesada, triste y terrorífica. Subaru se lanza al vacío lleno de miedo, temblando y llorando. En esos momento, vemos por indicios, como la muerte de los demás comienza afectarle más que la propia.

Después de ese sacrificio, Subaru logra poner en orden su vida y pasar al tercer punto de guardo, ahí entremos en el tercer arco de anime, el más interesante de todos. Después de ganarse la confianza de todos en la mansión, Subaru, Roswaal, Rem y Emilia viajan a la capital. Ya ahí, y luego de haber quedado como un perfecto imbécil, Subaru y Rem se separan del resto. Subaru comienza un entrenamiento de espadas con Wilhelm  y sucede este diálogo:

“Wilhelm _¿Paramos por ahora?
Subaru _ No seas ridículo. Viste cuánto mejoré recibiendo golpes.
Wilhelm _ Tu actitud parece muy diferente desde esta mañana. (…)
Subaru a sí mismo _ Si tengo la oportunidad, puedo hacer que cualquier problema se vaya.
Wilhelm _Entonces, dejémoslo así por hoy, me parece inútil enseñarle a alguien a usar la espada que lo haga más fuerte si ya no desea fortalecerse”.

Este es el espíritu y la propuesta de toda la saga. ¿Qué tal si la muerte no es es final, si no un nuevo comienzo? Un reinicio en tu misma vida, con tus mismos problemas y siendo quién eres. Entonces, Re:ZERO no nos presenta el suicidio como un escape o como algo honorable.

No, Re:Zero nos presenta el suicidio, o más bien la idea de pensar en el suicidio como una opción que solucione tus problemas, como algo que te estanca, te ancla y no te permite avanzar. Subvirtiendo así la actitud japonesa ante el suicidio, demostrando que no es nada honorable, por el contrario, es más bien una condena a quedarte anclado en tus errores y tragedias.El resto del tercer arco solo está para dejarte esa idea bien clara. No puedes escapar de tu vida, solo te queda vivirla, hacerle frente y seguir.

Otro detalle notable sobre este anime es el cambio de tono desde la mitad del segundo arco. Con indicios vemos como poco a poco este cambio se aproxima. Desde que inicia el tercer acto es notable como todo el tono de la narración cambia. Se vuelve oscura, terrible y pesadillesca.

Mientras más Subaru intenta huir, más oscura se vuelve la atmósfera del relato. Ahí es cuando aparece Petelgeuse para personificar todo ese horror y locura. Solo cuando Subaru entiende que no puede escapar y que tiene que ver su nueva habilidad como un último recurso, es cuando puede avanzar. Subaru entiende, a las malas, que no puede usar su habilidad para regresar de la muerte a beneficio personal, sino como una especie de sacrificio en función al bien de otros.

Re:ZERO nos dice, de manera activa y pasiva que el suicidio no es nunca una opción. Re: ZERO continuamente nos está invitando a darle sentido a nuestro sufrimiento. Ya sea buscando ser mejores, o hacer del mundo un lugar mejor para las personas que queremos. Porque, esta es la verdadera forma de avanzar, aprendiendo y mejorando.

Sabemos que esta saga continuará explorando esta temática. Después del capítulo de estreno de su segunda temporada, no nos queda ninguna duda, no olviden que pueden verlo por Crunchyroll.


Si piensas que puedes lastimarte o intentar suicidarte, busca ayuda de inmediato al llevar a cabo una de las siguientes acciones:

  • Llama a tu especialista en salud mental.
  • Llama al número de línea directa de suicidios — en Estados Unidos, llama a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 800-273-TALK (800-273-8255) para comunicarte con un asesor capacitado. Utiliza el mismo número y presiona 1 para comunicarte a la Línea de Crisis para Veteranos.
  • Llama al 911 o a tu número de emergencia local.
  • Busca ayuda con tu médico o con otro profesional de la salud.
  • Comunícate con un amigo cercano o ser querido.
  • Contacta a un ministro, líder espiritual o alguien más en tu comunidad religiosa.

El suicidio no es una opción.