Microsoft ha confirmado a The Verge el rumor sobre el que les contamos hace unas horas, dos de las consolas de la generación actual serán descontinuadas para empezar a prepararse para la siguiente generación que llegará a finales de año.

Estas serán la Xbox One X y la Xbox One S Digital Edition, ambas son bastante jóvenes. La primera se lanzó en noviembre del 2017 y se publicitó como la consola más potente del mundo, algo que hoy día todavía es cierto al ser la única consola que provee 4K nativos en varios juegos. Por su parte, la Xbox One S, que se convirtió en la primera consola de nueva generación que era completamente digital al carecer de lector de discos, era más barata y se estrenaba en abril del año pasado.

La Xbox One S seguirá produciéndose.

Descontinuadas a los pocos años

La movida no es descabellada pero llama mucho la atención ya que las consolas no se suelen descontinuar antes del lanzamiento del nuevo modelo, sino muchos años después. Por ejemplo, la PlayStation 3 no se descontinuó sino hasta el 2017 y la Xbox 360 en 2016, por lo que duraron 11 años en el mercado. Eso sí, la Xbox One (el modelo básico) seguirá a la venta, la consola no ha sido totalmente descontinuada, pero sí sus modelos más recientes y los que mejor vendían, así que esperamos que Microsoft sepa lo que está haciendo.

Si a esto sumamos el lanzamiento de xCloud en el Game Pass, queda claro que Microsoft ya está preparando todo para estrenar la Xbox Series X. Ahora los poseedores de estas consolas tendrán una consola de colección, sobre todo la Xbox One X que sigue estando muy vigente.

La Xbox One X hoy es más valiosa.

Microsoft tiene pensado lanzar su consola de nueva generación entre noviembre y diciembre, todavía esperamos un precio, así como la confirmación de otro rumor, el lanzamiento de Lockhart, una versión menos potente y barata de la nueva generación.

Escribir un comentario