A pesar de las múltiples situaciones del mundo, League of Legends todavía mantiene su estatus como uno de los juegos más importantes actualmente.

En constante rotación de contenido nuevo, sigue siendo el pilar fundamental de los ingresos de Riot Games, incluso ahora que el estudio intenta expandir sus horizontes. Gracias a su nutrida base de jugadores, este título se ha permitido tener varias plataformas.

Específicamente hablando, se trata de la mayor infraestructura del mundo de los Esports sin discusión alguna. Con presencia en prácticamente todo el mundo de manera oficial y siempre con el fin de expandirse, LoL no se detiene.

Sin dormirse en sus laureles, Riot Games tomó una decisión importante para su marca, a pesar de ser algo cosmético.

La imagen gráfica de League of Legends es dejada a un lado para darle un nuevo rostro a la división de deporte electrónico, con el simple y directo nombre de LoL Esports.

Con un adelanto que muestra un vistazo de la presencia que tiene este deporte en todo el mundo, incluyendo sus máximas figuras, momentos notables y sus galardones más prestigiosos, LoL Esports le recuerda a los fans lo vibrante que es la Grieta del Invocador.

Legends never die

Aunque el COVID-19 tomó por asalto el mundo y puso en pausa la mayoría de las actividades en pausa por periodos de tiempo extendido, Riot encontró la fórmula para hacer funcionar su gallina de los huevos de oro.

Cada una de las divisiones territoriales se ha mantenido en actividad desde la seguridad desde sus hogares, en muchos casos casas comunes preparadas para facilitar toda clase de conexiones.

Aunque no habrá grandes citas globales presenciales, cada región coronará campeones que mantendrán a la fanaticada entretenida en sus diversas plataformas de streaming, a la espera de que nuevos reyes conquisten la copa en un nuevo Worlds.

Escribir un comentario