Tras conocerse los sustanciales casos de abuso sexual y ambiente tóxico que rodean las entrañas de Ubisoft, un grupo sindical ha tomado acción.

Solidaires Informatique, un grupo que vela por los derechos de los trabajadores de la informática en Francia, publicó una nota oficial donde iniciaban las gestiones para demandar legalmente a Ubisoft.

Estas acciones tiene una exigencia principal: que Ubisoft, como entidad, responda ante un tribunal por estas acusaciones, en lugar de tapar toda la basura bajo la alfombra. Añaden que la salida de personas problemáticas no es una solución.

“La exclusión de unas cuantas figuras prominentes como Serge Hascoet no es suficiente, puesto que quienes se han beneficiado de sus abusos aún se mantienen ocultos en puestos de poder.

 

Como muchos de los testimonios que han salido a la luz en las pasadas semanas, es la cultura sexista, homofóbica y racista la que debe ser erradicada de toda la industria de videojuegos”.

Este comunicado representa un llamado a todas las víctimas y quienes puedan dar fe de estos testimonios a que presenten su apoyo a la demanda, buscando crear un cambio real dentro de la industria.

Solidaires Informatique promete una completa confidencialidad en las declaraciones en caso de ser solicitada por quienes brinden testimonio. Una medida necesaria en este punto, al conocerse que Ubisoft se prepara para el litigio.

Maude Beckers, representante de una firma de abogados especializada en leyes laborales y discriminación, coordinará esta acción legal, que empieza a tomar forma y que podría, con suerte, acarrear consecuencias reales en la industria.

Mucha de la tracción que ha tenido el caso Ubisoft se debe a que medios tradicionales han tomado nota de la situación, sacando a la compañía de la bolsa de protección habitual de los medios del mundo del gaming.

Solo resta esperar para ver si existe alguna consecuencia que lleve a una solución real ante la continua bofetada que es el sexismo en todos los ámbitos del mundo de los videojuegos.

Escribir un comentario