Pocas compañías, sobretodo en el mundo de los videojuegos, pueden alardear del valor de su propiedad intelectual como puede hacerlo Nintendo.

La legendaria casa japonesa cuida con celo extremo los datos internos de sus productos, teniendo mucho cuidado sobre lo que sale a la luz. Si no está auspiciado y se filtra, muy probablemente mandarán a sus abogados a tocar puertas.

Pero en este caso estamos hablando de una brecha a su seguridad interna. Según se denunció a principios de mayo, Nintendo sufrió una significativa fuga de información clasificada de varias de sus consolas.

Inicialmente se reportó en fuentes como Reddit, que se filtraron más de 2 terabytes de datos y prototipos de las consolas Nintendo 64, GameCube y Nintendo DS. Esta violación al código fuente estaba siendo investigada, pero hoy se da un nuevo desarrollo.

Según varios usuarios de Twitter especializados en este tipo de filtraciones, se corre el rumor de que la información obtenida por este ataque está siendo compilada para ser presentada en las redes proximamente.

De momento se pueden ver prototipos de juegos como Yoshi’s Island (el más prominente), F-Zero, Legend of Zelda: A Link to the Past, Super Mario RPG, Super Mario All-Stars, Link’s Awakening DX, Star Fox 2, Pokémon Diamante y Perla y Wild Trax.

Imágenes referenciales, prototipos del juego y diseños rechazados, que suponen una mina de oro para especialistas en desarrollo de juegos homebrew, tienen ahora un nuevo material en el cual regodearse.

Por otro lado, desde la brecha de seguridad Nintendo ha cerrado filas con respecto a lo que planea hacer en respuesta, pero podemos especular que puede significar alguna acción legal en contra de quienes pretendan lucrar con este material.

Por lo que se ha visto, se trata de juegos sin pulir y con material preliminar que no luce bastante agradable, pero que puede ocultar una mecánica o situación que no fuera implementada en sus versiones finales.

En cualquier caso, 2 terabytes de material de Nintendo es algo que una gran compañía no puede dejar perder.

Escribir un comentario