‘Sword Art Online’ se suma al catálogo de animes que estará disponible para México y Brasil de Funimation, uno de los servicios más esperados para toda Latinoamérica.

El anunció se publicó a través de la cuenta de Twitter de la plataforma, el único enlace hasta el momento para que las personas centro y sur americanas puedan obtener noticias de su llegada, ya que, a pesar de que hacen comunicados a través de su página web, la misma contiene aún el bloqueo regional.

 

Hasta los momentos no se han confirmado cuántas temporadas tendrá disponible el servicio al momento de su estreno, pero se espera que al menos cubra hasta ‘Alicization: Lycoris’.

En el caso del doblaje, Funimation no ha hecho ningún comentario, dando a entender que solo contará con los subtítulos, una verdadera lastima ya que un doblaje apropiado para la aventura de Kirito es una de las peticiones más frecuentes entre los fans.

¿Cuándo llega Funimation a Latinoamérica?

Funimation estará disponible para México y Brasil a partir de octubre de 2020 y aunque su catálogo no se ha revelado, por completo series como ‘Tokyo Ghoul’, ‘Tokyo Ghoul:Re’, ‘One Piece’ y ‘Fruits Basket’ ya están confirmadas.

Una de las que aún no ha sido anunciada pero se espera ansiosamente luego de que Crunchyroll retirara el título de su catálogo y los rumores sobre su doblaje al español se expandieron es ‘Boku no Hero Academia’.

El mayor problema hasta ahora

Si bien el que Funimation llegué a nuestra región es un logro que habla por sí mismo de la cantidad de dinero que está generando la industria del streaming en Latinoamérica y en especial con el anime, hay que tener algunos factores importantes en cuenta.

Con Funimation iniciando tan solo en Brasil y México, muchas de sus series tendrán que retirarse de servicios como Crunchyroll para toda la región, eso quiere decir que hasta que no se expandan a países como Argentina, Chile o Colombia, no podrán disfrutar de forma legal estas series.

Recurriendo a páginas web con contenido pirata volverá a ser la única opción para muchos y esto no solo es un inconveniente para el usuario, es una herida que se abre nuevamente para la industria japonesa.