Allen y sus compañeros exorcistas deben estar de fiesta ahora que el manga de ‘D.Gray-Man logró superar los 25 millones de copias en circulación en todo Japón.

Una noticia impactante para los fans que han seguido la obra desde 2004, ya que su publicación se encuentra pausada desde 2019 debido a la salud frágil de su autora, Katsura Hoshino.

Con este número en el cinturón de Hoshino, queda demostrado que sus seguidores están dispuestos a apoyarla a pesar de los constantes retrasos y que la clásica historia entre el bien y el mal prevalece sin importar su estatus actual.

Las pausas constantes

Si hay una mangaka con más pausas en sus publicaciones que Hiromu Arakawa, esa es Katsura Hoshino, quien por años ha batallado con su salud y el ritmo necesario para llevar a cabo su obra.

Cambiando constantemente de revista para encontrar un punto medio, Hoshino paso de publicar una vez a la semana en la Shonen Jump de Shueisha a la Jump Square para probar suerte con una mensual, tristemente sin éxito.

'Kanakana': La nueva propuesta de Hiroyuki Nishimori

Finalmente consiguió un espacio en la Jump SQ, la cual fue creada originalmente para mostrar nuevos talentos de Shueisha, y cuya publicación trimestral ha logrado que pueda tener un debido descanso entre lanzamientos.

Lo que hay detrás de la cortina

Aunque Hoshino nunca ha revelado exactamente que enfermedad la mantiene constantemente alejada de la obra, solo un ciego no podría ver el trabajo a gran escala que realiza la autora.

Al igual que el creador de ‘Berserk’, Katsura realiza ‘D.Gray-Man’ es su mayoría por sí sola, debido a todo el detalle que agrega a los escenarios, los personajes y a la naturaleza de la obra.

Aunque en teoría es un shonen, Hoshino trata la historia como un seinen de primera en sus últimos volúmenes, haciendo un gran contraste entre sus primeros capítulos llenos de esperanzas y sueños de triunfar contra el mal, a un futuro donde la única esperanza que queda es ensuciarse las manos.