Nuevamente volvemos a este tema de conversación debido a que Riot Games ha actualizado su blog para anunciar las nuevas medidas a tomar contra los jugadores tóxicos. Múltiples compañías de videojuegos han tenido que lidiar con este asunto por varios años, incluso algunas por más de una década, por lo que es no un problema que sea fácil de solucionar.

Por suerte, al menos Riot está dando otro paso al frente y podemos anunciar que la medida más importante que llegará con el nuevo parche es que los jugadores que pierdan una partida competitiva por rangos ahora perderás menos puntos LP si en su equipo había un jugador AFK, que muriera intencionalmente o haciendo “griefing” (usando las mecánicas del juego para trollear).

Intento honesto

El blog deja claro que Riot se está tomando en serio las cosas, pero también que, a pesar del trabajo hecho por el estudio, es una situación complicada porque hay muchas partidas a diario y es imposible revisarlas manualmente todas. Sin embargo, lo hicieron con muchas y ahora desde Riot creen que pueden detectar de manera automática cómo se comportan los griefers, expulsarlos rápidamente y ofrecer una salida rápida (surrender) a los jugadores involucrados.

Ciertamente no es la mejor solución, pero es lo mejor que se puede hacer. Lamentablemente, se siguen esperando mejores castigos contra los jugadores que caigan en malas prácticas. De acuerdo a lo que leemos con el blog, su objetivo es evitar que sucedan las malas prácticas, pero, si suceden, desalentar el mal comportamiento y “reformar” a los responsables.

Twitch Prime regala skins y leyendas de League of Legends y Teamfight Tactics por tiempo limitado

Todo esto llega en un contexto en el streamer VoyBoy publicó un video de 9 minutos hablando sobre lo tóxica que se ha vuelto la comunidad de LoL. El video ha recibido mucho apoyo y revela como el juego ha estado dominado por esta cultura tóxica desde siempre y cómo esto no ha dejado de ser así.

Desafortunadamente parece que Riot no puede hacer mucho más (todos los títulos online sufren de lo mismo), aunque al menos estas nuevas medidas harán que nos afecten menos las acciones de los “griefers”.