Las aventuras del espiritu de la venganza no seguirán por un tiempo, al anunciarse la cancelación oficial de Ghost Rider.

Marvel tomó la decisión de cancelar una de sus series más ambiciosas de la actual generación de historias por lo que aparentan ser problemas de distribución relacionados con el COVID-19.

Esto nos lleva a uno de los problemas más fuertes que la industria del cómic americano está pasando en estos tiempos. Diamond Comics Distribuitors, el principal mecanismo de distribución de obras físicas paralizó sus actividades por la pandemia desde finales de marzo.

Las expectativas eran que la DCD recuperaría la operatividad en tres meses, pero el constante incremento de casos y muertes en territorio norteamericano le ha costado terriblemente a la distribuidora.

No hay pactos en la pandemia

Existía un preeminente “pacto de caballeros” entre Marvel, DC Comics, Image Comics, Dark Horse Comics y el resto de la industria, que era el de mantener activa a la DCD como la distribuidora primaria.

Con su pausa debido a la pandemia, DC Comics rompió este pacto y logró desarrollar una gran red de distribución directa de sus cómics con más de 2000 tiendas en Estados Unidos y Canadá.

Aprovechando la oportunidad de vender unidades físicas en una sequía del medio, DC sacó una ventaja en las ventas en los últimos meses. Sin embargo, esto no fue bien visto dentro de la industria.

El legendario escritor Peter David, reconocido por trabajar en Marvel y DC, denunció que esta situación era una declaración de guerra.

“DC declaró la guerra a Marvel Comics.

 

Oh, no lo presentan de esa manera. Pero lo hicieron.

 

Porque DC anunció que rompe relaciones con Diamond Comics, DC representa el 30% del mercado, y no hay manera -ninguna manera- de que Diamond pueda sobrevivir sin esa entrada de dinero. La misión es sacar Diamond del negocio, y doblegar a Marvel Comics.

 

Además las tiendas quedan arruinadas, porque ahora tendrán que abrir cuentas en servicios de distribución nuevos y desconocidos. Las que hayan sobrevivido durante el COVID-19 tendrán ahora más problemas para continuar.

 

Esto es potencialmente catastrófico”.

Si DC apela a la distribución directa, forzará la mano de Marvel a hacer lo mismo y es probable que ambas casas logren llevarlo a cabo a la perfección. Pero si cae Diamond, muy probablemente caigan muchas compañías más.