Un nuevo movimiento llega a Fortnite a partir de mañana, con la actualización Joy Ride, que ofrece vehículos para los jugadores.

Este contenido trae consigo una de las capacidades más solicitadas del battle royale de Epic Games, el poder movilizarse en automóviles por el extenso mapa para sacar ventaja en la batalla.

La falta de esta ventaja siempre fue una de las debilidades de Fortnite frente a la competencia, como PUBG, que se las arreglaron para incorporarlos en diversas situaciones.

En un punto de su desarrollo, se incorporaron botes para navegar en las aguas del mapa, pero el hambre por vehículos llevó a los jugadores al llevar los botes a tierra y moverse con ellos.

Esto, finalmente, llegará a su fin con la incorporación de este contenido a Fortnite. Un elemento para expandir las posibilidades del que todavía se mantiene como uno de los juegos más populares del mundo.

Filtrado

El pasado 21 de julio se habían publicado ciertas filtraciones acerca de la llegada de los vehículos a Fortnite, siendo muy discutidos en la comunidad por la ya mencionada ansia de tenerlos.

Lamentablemente, tras publicarse la filtración, Epic Games develó que debido a retrasos en el desarrollo no estaría disponible en su fecha prevista sino que llegaría a partir de la actualización del mes de agosto.

Pautada para el 5 de este mes, estaríamos a pocas horas de ver automóviles rodando en los streams del battle royale más famoso del mundo, sin embargo, no hay que celebrar hasta que esta actualización llegue en definitiva.

Lo que realmente será interesante será el conocer como va a alterar el día a día del gameplay de Fortnite el disponer de esta actualización.

Hasta los cambios más sutiles del juego han sido explotados alegremente en el pasado, por lo que algo tan trascendental puede ser una manera de cambiar el metajuego de manera importante.