Desde la presentación del tráiler de Aeon Must Die! en el State of Play de Sony, los ojos de la industria están sobre Focus Home Interactive y Limestone Games.

La desarrolladora entró en una fuerte controversia, tras acusaciones muy serias sobre crunch, abuso y negación de pagos a su staff, quienes hicieron pública una querella interna de larga data.

Focus Home, distribuidora del juego, se manifestó hoy en respuesta a esta situación a través de sus redes sociales. Un comunicado en el que expresaron una postura bastante impopular.

Dentro del comunicado, hacen énfasis en que se trata de un problema interno de Limestone Games que no conocían y que mirarán de cerca el desarrollo de los acontecimientos y, de ser fundadas las denuncias, tomarán las medidas pertinentes.

Esto no sentó nada bien en las respuestas a su tweet, donde se presentó la declaración de los denunciantes de que Focus Home Interactive fue informada de esta situación. Según se explica en el texto, Focus informó a la dirigencia de Limestone que sus empleados habían denunciado malos tratos y que debían resolver este problema.

En términos simples, Focus Home Interactive delató al staff de desarrollo del juego a los mismos empleadores que estaban acusando de crunch y falta de pagos. Sería esta comunicación con la distribuidora la causa de del despido de los empleados, por “brecha de confidencialidad”.

Sea cierto o no que existe una participación de Focus Home Interactive en este tema, la realidad es que la situación les afecta directamente. No solo queda completamente manchado el estreno de Aeon Must Die!, sino que las acciones en el mercado de valores de la compañía están cayendo.

Desde el reporte de esta situación hasta el mediodía de hoy 7 de agosto, horario del este, las acciones han caído consistentemente, pasando de una reducción de 0,3% a 1,25% en cuestión de horas.

Escribir un comentario