Muchas veces los videojuegos son tomados como un entretenimiento para niños o como un sinónimo de diversión e incluso nostalgia, haciendo alusión a los primeros lanzamientos que llegaron a esta industria.

Pero muy pocas veces se les toma como una forma de narrar eventos sociales o históricos de la historia de la humanidad, por lo que en PlayerOne repasaremos aquellos que nos transportan a la guerra moderna y la guerra fría.

‘War Thunder’ – Gajin Entertainment

Aunque no siempre se trata de simulacion precisas sobre la historia, pero sí en terminos de jugabilidad y experiencia, por lo que es ahí donde entra ‘War Thunder‘ un título que nos transporta hasta la Segunda Guerra Mundial y nos coloca en un ambiente repleto de toda clase de vehìculos armados.

Todo esto mientras avanzamos por la guerra, el final de la misma y las posguerra, tocando incluso temas como la guerra fría, metiéndonos en tanques armados hasta los dientes (‘World of Tanks’), navíos de guerra (‘World of Warships‘) e incluso en aviones en el caso de ‘War Thunder‘, sumándole un sistema de progresión basado en la realidad de la época.

‘Afganistán ’11’ – Every Single Soldier

Se trata de la secuela de ‘Vietnam ’65’, aquella que nos sumerge en un mundo abierto desarrollado por Every Single Soldier, quienes toman la fórmula de algunos de los más conocidos de este género de disparos y estrategia, tal es el caso de ‘S.W.A.T‘, colocándonoos al mando de diferentes operaciones militares en Afganistán.

Este título nos ofrece experiencias destinadas a los más experimentados de los juegos de guerra, por lo que si logras hacerte con el ritmo de controlar patrullas, barrer el terreno y cuidar de tus fuerzas, adaptándote a sus mecánicas, estarás frente a uno de los mejores simuladores de todo el mercado.

‘Call To Arms’ – Digitalmindsoft

Call To Arms‘ toma toda la experiencia de ‘Mow‘, aquel quue se convirtió en el favorito de muchos fanáticos, llevándonos a entornos como la Segunda Guerra Mundial desde una perspectiva nunca antes vista por los jugadores.

Este título gozade una increíble atención al detalle de sus diferentes entornos y lo mejor es que podrás tomar el controlde cualquier unidad, pasándo a ver el suceso con sus propios ojos, una sensación increíble en cualquier videojuego de guerra.

‘ArmA 3’ – Bohemia Interactive

ArmA 3: Vanilla‘ hace un trabajo increíble al solucionar muchos de los problemas de sus precursores, permitiéndo al jugador disfrutar de una experiencia militar moderna, convocando ataques de mortero, tomando el mando de operaciones y alternando entre diferentes posiciones de disparo.

Pero eso no es todo, ya que cubre los mayores conflictos militares del último siglo, alejándose de entornos como la Primera y Segunda Guerra Mundial, tocando diferentes conflictos militares de la historia de la humanidad, ofreciéndo un viaje a través de eventos muy poco citados dentro de la industria.

‘Missile Command’ – Atari

Se trata de un título que mezcla la ciencia ficción con una historia cruda, altamente basadas en imágenes de la guerra fría y la aniquilación nuclear, cuyo objetivo no era otro aparte de eliminar los misiles que atacaban el campamente.

De no hacerlo, se desencadenaría la escalofriante secuencia de «The End«, aquella que incluso apareció múltiples cintas de la industria cinematográfica y que desencadenó pesadillas en todos los perturbados por los sucesos de la guerra fría, trasladando la extinsión por bombas nucleares a imágenes crudas de un videojuego.

‘Tetris’ – Alekséi Pázhitnov

para nadie es un secreto que la guerra fría estuvo repleta de artefactos con gran simbolismo político, pero uno de los más ignorados por ese aspecto es indudablemente ‘Tetris‘, aquel que incluso les enseñó las bases del capitalismo al gobierno de Rusia.

Se basaba en la simple idea de contruir orden a partir del caos, el mismo que desaparecería conforme se crea, una idea que transmitó el informático ruso Alekséi Pázhitnov, cuando programaba la versión original del título en la Unión Soviética.

Tetris‘ inició una tendencia de interés por la cultura de Rusia, hasta que un negociador logró comprender las bases del capitalismo, percantándose de que losderechos originales no eran válidos y vender la marca a Nintendo y Atari.

Esto trajo un problema diplomático entre el Reino Unido y la URSS, resultando en la desaparición de Atari, aquel que emigró a Estados Unidos, mientras que el infórmático no recibió una sola regalía de este conflicto y el éxito estratosférico de este título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *